5 tecnologías que predijo el auto increíble

Cuando el  Auto Increíble llegó a nuestras pantallas a principios de los 80 parecía una fantasía imaginar un coche que en la vida real pudiera parecerse mínimamente a él. Sin embargo, y con el paso de los años, se ha visto que algunas de las 'habilidades' del Pontiac TRANS AM de Michael Knight eran simplemente un avance -en la ficción- de algunas innovaciones tecnológicas que se han hecho reales algunas décadas después. Así, por ejemplo, los coches que conducen solos ya están siendo desarrollados por las marcas y probándose en escenarios reales. Es sólo el primero de los seis avances tecnológicos que predijo K.I.T.T. Aquí los tienes todos:

1.- Conducción autónoma

Sin duda, era su principal característica, KITT tenía la capacidad de conducirse solo y de responder a las órdenes que su 'jefe' daba a través de un reloj. Hoy, estas dos innovaciones son un realidad, la mayoría de las marcas están desarrollando vehículos de conducción autónoma que incluso puedes manipular mediante un Smartphone, como ejemplo tenemos al Audi RS7 Piloted Driving.

2.-Sistema anticolisión

K.I.T.T. era capaz de esquivar los obstáculos que encontraba en la calzada gracias a un sistema anticolisión: un escáner o radar detectaba lo que tenía alrededor y le permitía reaccionar. En la actualidad, cada vez es mayor el número de marcas que incorporan diferentes sistemas anticolisión en sus modelos. Un ejemplo, es el City Safety de Volvo, que ante una eventual colisión precarga los frenos para responder con mayor rapidez o incluso los acciona automáticamente si el conductor no acciona el pedal.

3.- Ecualizador horizontal

El Coche Fantástico contaba con una franja horizontal de luces infrarrojas que actuaba como si fueran ojos electrónicos. Con ellas, tenía posibilidad de ver con rayos X. Mercedes logró incorporar un sistema parecido que, con luces infrarrojas, permitía al conductor ver, a través de una cámara, en lugares con cero visibilidad.

4.- Escáner médico

Kitt podía monitorizar las constantes vitales de su dueño, Michael Knight, así como sus emociones. Con el paso de los años, los coches han 'aprendido' a vigilar a sus dueños: dos ejemplos son los asistentes de alerta por cansancio (detectan si el conductor aparta la vista de la carretera y le avisan) o incluso los coches que monitorizan el ritmo cardiado y advierten ante el riesgo de infartos.

5.- Movilidad con hidrógeno

K.I.T.T. era respetuoso con el medio ambiente y recurría a este gas, logrando un consumo de 4,5 litros a los 100 km. Hoy, muchas marcas cuentan con algún modelo que también está propulsado por hidrógeno: