El Aston Martin DBR1 de 20 millones de dólares

La unidad que luce impecable en la foto fue una de las cinco que se fabricaron en la década de los 50 del siglo pasado para tomar parte en Le Mans. Pintada en verde oliva, está considerada como el DBR1 más perfecto ya que fue el primero que salió de la línea de producción. Ahora, además, se convertirá en el primer Aston Martin DBR1 que sale a la venta en subasta pública. Será en el próximo concurso de elegancia de Pebble Beach y con un precio de salida de 20 millones de dólares.

El Aston Martin DBR1 se mueve gracias a un potente motor de 3.0 litros y seis cilindros.

La unidad que se va a subastar no consiguió podio en Le Mans, pero sí lo hizo uno de sus hermanos en 1959.

Eso no quiere decir que no tenga una bonita historia que contar: Sir Stirling Moss lo condujo a la victoria en el circuito de Nurburgring en 1959 tras recorrer 1.000 kms; también compitió en las 12 Horas de Sebring. Otros famosos pilotos que condujeron este DBR1 fueron Carroll Shelby, Roy Salvadori y Jack Brabham, antes de que fuera vendido al presidente del club de propietarios de Aston Martin John Dawnay en 1960.

Ahora este mítico Aston Martin DBR1 busca nuevo propietario, pero quien llegue a serlo debe cumplir un requisito: tener una cuenta corriente con, al menos, 20 millones de dólares.

Si consigue tal cantidad no solo será el Aston Martin más caro de la historia; también podría batir el récord del coche británico más caro vendido en subasta que, a día de hoy, recae sobre el Jaguar D-Type de 1955 que se vendió por 21 millones de dólares el año pasado.