Un Toyota GT86 logra el récord del drift más largo: 165 km

Para lograr este récord se usó un Toyota GT86 2017 de serie, al que instalaron un depósito de combustible adicional para que tuviera autonomía suficiente para estar más de cinco horas seguidas derrapando. Este tanque iba en el hueco destinado a transportar la rueda de repuesto, con lo que no cambia sus características técnicas.

El récord previo, que data de 2014, era de 144,12 km de distancia. También lo tenía un Toyota GT86, a cuyo volante iba el piloto alemán Harald Müller. Müller necesitó estar dos horas y 25 minutos conduciendo alrededor de una pista de 235,5 metros de longitud, con lo que batió la marca de 82,5 km lograda por un BMW M5.

Ahora, el nuevo récord al derrape más largo con un coche supera ambas marcas con margen, llegando a sobrepasar por poco los 165 km.

Según Toyota, el principal requisito para lograr el récord al drift más largo es que las ruedas traseras no paren de girar durante todo el intento, pudiendo el piloto realizar cambios de dirección si es preciso, pero siempre con el tren trasero deslizando. Para verificar los datos, Toyota ha utilizado dos sistemas VBOX que registran la información mediante tecnología GPS. Según lo que han recopilado, Jesse dio 952 vueltas a una velocidad media de tan solo 29 km/h.