BMW M4 CS, una verdadera joya alemana

Si hablamos  de  la versión especial del BMW M4 Coupé podemos hablar de su prominente frontal, que se completa con los faros de LED dobles de última generación. También del faldón delantero con grandes tomas de aire de tres secciones, que tienen la función de alimentar el generoso suministro de aire de refrigeración al motor de alto rendimiento y a los frenos M carbono cerámicos con pinzas de freno de seis pistones y acabado anodizado dorado para la parte delantera y pinzas de cuatro pistones para la parte trasera.

Mención aparte merece el nuevo difusor delantero diseñado específicamente para este modelo y que se alía, para mejorar la eficiencia aerodinámica, con el difusor trasero del BMW M4 GTS. En la parte trasera, destacan las innovadores luces con tecnología OLED (Organic Light Emitting Diode) creadas en exclusiva para el BMW M4 CS y el BMW M4 GTS.

El BMW M4 CS se mueve gracias a un motor de 3,0 litros que aumenta la potencia del BMW M4 con paquete de competición en 10 Hp hasta alcanzar los 460 Hp. Sus cifras: 0 a 100 km/h en 3,9 segundos; velocidad máxima, de serie con el paquete M Driver, limitada electrónicamente a 280 km/h; y un consumo medio de combustible de 8,4 l/100 km. No está nada mal, ¿verdad?

Además, el nuevo BMW M4 CS está equipado de serie con el cambio de doble embrague M (M DCT) de siete velocidades con Drivelogic. Para garantizar el mejor agarre posible en cualquier situación, el M4 CS dispone del DSC (Control Dinámico de Estabilidad), que incluye el modo M Dynamic y el diferencial M activo.

El conductor tiene la opción de ajustar la configuración de la dirección y la suspensión según sus preferencias personales o las exigencias de la ruta. Cuenta para ello con tres modos de conducción (Comfort, Sport y Sport+) que se alternan con solo pulsar un botón. Mientras el modo Comfort está pensado para adaptarse a firmes irregulares, conducción urbana y trayectos cortos, el modo Sport es la elección ideal para los conductores con aspiraciones deportivas que desean un poco más de diversión en carretera.

Por último, el modo Sport+  ajusta todos los sistemas necesarios para proporcionar el máximo dinamismo posible, por lo que es ideal para circuito; pero si el conductor se emociona en exceso, el DSC intervendrá al instante. Sin embargo, en el modo M Dynamic (MDM) se permiten derrapes controlados.
Solo queda hablar del interior del BMW M4 CS.

Esta versión especial del BMW M4 cuenta con asientos deportivos M con cuero y Alcantara. El guarnecido de los paneles de las puertas está hecho con fibras naturales compactas  y tanto el capó, con su característica salida de aire hacia la parte posterior, como el techo son de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). El generoso uso de cuero y Alcantara permite al BMW M4 CS ofrecer un ambiente perfecto y acogedor de carácter deportivo e innegable elegancia.

Entre las prestaciones de serie se incluyen el climatizador, una versión del sistema HiFi BMW Professional adaptado a las características acústicas del BMW M4 CS y el sistema de navegación Professional.

 

Fuente: Auto Bild España

Imágenes: NetCarShow