Bugatti Veyron Meo Constantini sólo hay tres y uno está a la venta

Sale a la venta un Bugatti Veyron Meo Constantini en Dubai, uno de los deportivos más caros, rápidos y exclusivos que existen. Las cifras son reveladoras: en su momento costaba casi dos millones y medio de euros antes de impuestos, alcanza más de 400 km/h y solamente tres ejemplares se fabricaron de esta edición especial. Te recuerdo, que el Veyron Meo Constantini forma parte de las series 'Les Légendes de Bugatti', que homenajean a los personajes más relevantes para la marca italofrancesa y que incluye seis coches exclusivos, del que se fabricaron tres unidades por cada ejemplar: son en total 18 leyendas.

Este Veyron Meo Constantini que está en venta está prácticamente en el mismo estado que tenía cuando fue fabricado en 2014, pues desde entonces, no ha recorrido ni un solo kilómetro. Sí, esta exclusiva versión del ya de por sí exclusivo Bugatti Veyron nunca ha sido utilizada, así que es una buena oportunidad para hacerte con un ejemplar. Aunque claro, sabiendo que el sucesor del Veyron, el Bugatti Chiron, parte más o menos de la misma suma que piden por este coche, seguro que muchos preferirían ir directamente a por el Chiron.

El Bugatti Veyron Meo Constantini evoca al exitoso pasado en el mundo de la competición de la marca. Con coches tan redondos como los Bugatti Type 35 de los años 20, donde destacaban por su construcción ligera y unas innovaciones técnicas y mecánicas de primer orden, los éxitos eran notables y constantes y el típico color azul de Bugatti se convirtió en santo y seña de las carreras europeas. Es por ese motivo que este Bugatti Veyron tan especial está pintado en un espectacular color azul, combinado con el cromado ya típico de Bugatti y del Veyron. En el interior se combina el azul oscuro con el marrón, creando un habitáculo muy lujoso y, a la vez, muy racing, con varias aplicaciones en fibra de carbono azul.

Te recuerdo que todas 'las leyendas', están basadas en el Veyron más caro, el Bugatti Veyron Vitesse, con carrocería descapotable. Gracias a su motor W16 de 8 litros y 1.200 CV, es capaz de acelerar de cero a cien en 2,6 segundos y superar, de una manera holgada, los 400 km/h. Una bestia por la que tendrás que rascarte el bolsillo si la quieres, ya que piden nada más y nada menos que 2,53 millones de euros.