Decálogo del buen conductor

Muchos andan por ahí diciendo que son buenos conductores y que son los mejores, pero ¿en realidad lo son? para poder asegurarlo y sostenerlo es importante que cumplas con ciertas reglas y requisitos, es por eso que aquí te mencionamos 10 puntos los cuales tienes que cumplir para poder decir que eres un buen conductor.

1. Vístete para la ocasión. 
Los automovilistas deben usar ropa que no limite el libre movimiento dentro de la cabina, por lo que es aconsejable elegir prendas ligeras y cómodas. En invierno por ejemplo, los abrigos pueden interferir con la dirección correcta, así como con el ajuste del asiento y el funcionamiento de los cinturones de seguridad.
 

suit and tie

2. Te sentarás correctamente.
 No se trata de poner el asiento hasta atrás y abajo, no traes un Fórmula 1 y no viene al caso. Asegúrate de sentarte recto y que tu trasero y la espalda formen un cuadrado y estén apoyados completamente en el asiento. Esto ayuda a evitar dolores de espalda, lesiones posibles y mantenerse alerta durante los viajes largos.
 

sentado

3. Piernas y pies listos.
 El asiento siempre debe estar ubicado respecto a los pedales. Extiende tu pie sobre los pedales y asegúrate que rodillas permanezcan ligeramente flexionadas, con esto evitarás en la medida de lo posible que tus extremidades se fracturen en caso de accidente o lastimen tu columna vertebral, además de que tendrás toda la fuerza para frenar con consistencia en caso de emergencia.
 

posicion

4. Mantendrás tu cabeza a salvo.
 Cuida que la distancia entre tu cabeza y el techo del auto sea por lo menos de un puño. Este margen es el que te mantendrá a salvo en caso de que el vehículo vuelque y donde el cinturón de seguridad tensará al máximo sin permitir que lastimes tu cuello. El reposa cabezas también estar a una altura por encima de los párpados y tan cerca de la cabeza como sea posible, esto te mantendrá a salvo de latigazos cervicales.

5. Manos siempre alertas. 
Este aspecto es esencial, ya que solemos cometer muchos errores, tales como manejar con una sola mano o sujetarlo por sólo un extremo. Ambas manos deben estar sobre el volante, imaginando que es la carátula de un reloj debes ubicarlas en posición de tres cuarenta y cinco. Las palmas de las manos se deben ubicar contra el diámetro exterior del volante y los pulgares deben ligeramente enganchados sobre el borde del volante. Todo lo anterior incrementa el apalancamiento sobre el volante y a partir de esta posición debemos siempre manejar, regresando siempre a ella después de un giro o curva.

6. Siempre usarás el cinturón de seguridad. 
Cuida que la correa de la pierna esté lo más ajustada posible a lo largo de la cintura. El cinturón se debe apretar físicamente y colocar lo más bajo posible en los huesos de la pelvis. Verifica siempre que tus cinturones funcionen a la perfección, utilizarlos en mal estado es igual de riesgoso que no usarlos.
 

cinturon

7. Visibilidad total.
 Revisa tus espejos, de manera que siempre veas todo a tu alrededor. Ajústalos de manera que tengas un amplio campo de visión; en los retrovisores revisa que puedas ver el borde trasero de tu auto, mientras que en el central sobre el parabrisas debes tener un completo panorama de la vista trasera. Recuerda una vez más, los espejos son elementos de seguridad, no están ahí para revisar el estado del maquillaje o del peinado.

8. Cero objetos sueltos dentro del auto. 
Todos traemos celular o cargador dentro de la cabina, sin embargo es preciso mantenerlos sujetos o dentro de la guantera. Otros objetos como mochila, portafolio, maquillaje o demás deben ir de preferencia en la cajuela. Recuerda que si dejas algo suelto cerca de tu asiento puede deslizarse debajo de los pedales.

9. Cuida tus niveles.
 Cuida periódicamente el estado del mantenimiento de tu auto, desde el aceite de la caja de cambios, líquido de los frenos, líquido limpiaparabrisas, el estado y presión del aire de las llantas. Igualmente, el buen funcionamiento de las luces, tanto delanteras como traseras.
 

niveles

10. Conoce tu reglamento vial.
 Es necesario, tanto por cultura vial como para evitar que te quieran sorprender, que conozcas las reglas de tránsito de tu ciudad, desde saber dónde puedes circular o no, en qué lugar dar una vuelta o hasta en qué lugares puedes estacionarte. Esto te evitará problemas legales y nos hace también mejores conductores.

 

reglamento