Dos prototipos ALPINE A460 corren en el WEC 2016 de la FIA.

Signatech-Alpine reveló sus dos Alpine A460 en “Le Castellet” Francia.

El nombre del nuevo prototipo sigue con la serie que empezó con los A-440 en 1970 y que hizo eco durante la celebración del 60 Aniversario de Alpine en 2015.

Con las nuevas regulaciones del LMP2, previstas para entrar en vigor en 2017, el Alpine A460 presenta un nuevo chasis FIA-homologado. Comparado con su predecesor, tiene una cabina cerrada mejorada brindando mayor seguridad al piloto y una mayor eficiencia aerodinámica. Es el primer Alpine con cabina cerrada desde el A-220 de 1969.

El Alpine A 460 es empoderado por los mismos 4.5 litros V8 como el A450B. Este vehículo de la Alianza Renault-Nissan ofrece más de 550 caballos de fuerza y se maneja a través de su caja de velocidad secuencial de engranes a 6 velocidades.

Los dos Alpine A460 se dieron a conocer junto a los autos de exhibición y deporte: el  Alpine Vision y el Alpine Célébration en colores azul y naranja, los colores elegidos para los Alpines desde su reaparición en el automovilismo en 2013. Los coches serán reconocidos por las banderas nacionales: Francia para el prototipo N°36, y China para el prototipo N°35.

Este último (ingresó bajo el nombre de Baxi DC Racing Alpine) estará en manos del francés Nelson Panciatici - uno de los pilares del equipo desde los primeros días del programa en 2013 - y los pilotos chinos David Cheng y Ho-Pin Tung.

Formado por el equipo SR-Jackie Chan y David Cheng, el DC Racing ganó varios títulos asiáticos de Le Mans Series antes de unir fuerzas para la campaña en 2016 de la FIA WEC con Signatech-Alpine, que ejecutará el programa técnico, deportivo así como los aspectos logísticos de la carrera.

El auto N°36 -el número que cobró las coronas ELMS de 2013 y 2014, así como su lugar dentro del top tres de la carrera clase LMP2 en Le Mans en 2014- será compartido por tres recién llegados al redil Alpine, el francés Nicolas Lapierre, el estadounidense Gustavo Menezes y el monegasco Stéphane Richelmi.

Ser capaz de ejecutar dos equipos de primera división permitirá a Signatech-Alpine que intensifique sus ambiciones para su segunda temporada en la serie de carreras de resistencia. Después de ganar el año pasado las 6 horas de Shanghai y haber sido cuarto lugar en el 2015 FIA WEC (LMP2), el equipo está tratando de seguir avanzando con dos coches capaces de luchar por la victoria en cada ronda.

Bernard Ollivier, Director General Adjunto de Alpine comenta: "Después de reclamar los títulos de inicio a fin en las Series Europeas Le Mans en 2013 y 2014, Signatech-Alpine mostró su profesionalismo y potencial a nivel mundial en el año 2015 y ha fijado su mirada aún más alto en 2016. Este año, el equipo está disputando el Campeonato Mundial de Resistencia con dos nuevos prototipos A460 - uno de los cuales se ejecutará en asociación con el equipo chino DC Racing - y una gama de seis talentosos pilotos. Bajo la dirección de Philippe Sinault, Signatech-Alpine continuará alimentando la pasión de los aficionados de los Alpine en todo el mundo “.

 Philippe Sinault, el Director del equipo Signatech-Alpine declara: "El compromiso de Alpine en las carreras de resistencia se han ido intensificando año tras año. La temporada pasada, nuestra primera participación en el nivel de FIA WEC, se caracterizó por una victoria de clase en las 6 Horas de Shanghai. Este año, a medida que tratamos de añadir a nuestro record, hay mucha novedad acerca del equipo, desde nuestra alineación de pilotos y coches, hasta la manera en que estamos organizados. Estamos orgullosos de haber forjado una asociación con el Racing DC lo que demuestra que somos capaces de correr los dos A460. Esto es una ventaja obvia y abre nuevas oportunidades en términos de estrategia de carrera. Queda ahora en nosotros aprovechar todo este potencial para lograr un éxito mayor para Alpine.