A la venta un rarísimo Ford Torino King Cobra

La década de 1960 fue una de las más intensas en la historia de la NASCAR, las famosas carreras estadounidenses en las que los participantes suelen correr en un circuito oval, con una lucha sin cuartel entre dos de los principales fabricantes del país: Ford y Chrysler. A finales de la década de los 60 la pelea alcanzó nuevas cotas con las llamadas “guerras aerodinámicas” (“Aero Wars”), que implicó la introducción de cambios radicales en las carrocerías para que los coches fueran todavía más veloces. Y así nació en 1969 el Dodge Charger Daytona, que con su afilado morro y enorme alerón trasero, revolucionó el segmento de los ‘muscle cars’.

Pero Ford no podía quedarse de brazos cruzados ante la creación de Chrysler, así que puso a trabajar a sus ingenieros y estos crearon el Ford Torino King Cobra que protagoniza esta noticia en 1970. Un rarísimo prototipo del que solo fabricaron dos unidades y que como sabrás, nunca llegó a materializarse en una variante de producción en serie. La razón es que, además del corte presupuestario que sufrió el equipo de NASCAR de Ford en ese momento, la organización de la competición decidió prohibir el uso de estos automóviles más aerodinámicos.

Y eso mató definitivamente el proyecto del Torino King Cobra, lo que empujó a Ford a desprenderse de las dos unidades que habían construido, que fueron vendidas al propietario de un equipo de la NASCAR por 1.200 dólares de la época. Ahora tienes la oportunidad de hacerte con uno de esos dos ejemplares, pues un concesionario estadounidense ha puesto a la venta uno de ellos, un coche que aunque estuvo abandonado durante años en Carolina del Sur, se encuentra ahora en perfecto estado tras haber sido sometido a una meticulosa restauración.

Dos fans de Ford se toparon con este coche, así que sabiendo lo raro que era, decidieron acometer la titánica tarea de devolverlo a su estado original. Algo que como podrás imaginar no tiene que ser nada fácil en un coche de su época y más en este caso, pues al ser un prototipo con solo dos ejemplares fabricados, no existen repuestos como tales. Llama la atención sus faros delanteros carenados (que por cierto, cuando están abiertos recuerdan a los de los Datsun y Nissan Z de los años 70) y su aerodinámica zaga, con un sutil alerón integrado en la tapa del maletero.

Ahora llega el momento de hablar de su precio, que como seguramente pensarás, no es precisamente asequible. Sus vendedores esperan obtener 459.900 dólares por este Ford Torino King Cobra de 1970.

Fuente: Auto Bild España