El truco está en la explosión

El número de octanos es un dato poco comprendido, de hecho su razón de ser es casi desconocido, de ahí que la elección de un combustible esté determinado por el precio.

Cuando te enfrentas a la primera carga de gasolina de tu auto es costumbre preguntarse ¿Magna o Premium? Sabes que escogerías la primera por un menor costo pero ¿conoces la razón de la existencia de ambas opciones?

Para entender un poco la diferencia entre los tipos de gasolinas debemos conocer cual es el octanaje, y lo indican precisamente esos números que vienen impresos en las bombas de gasolina. En el caso del combustible de venta en México es 87 para la Magna y 92 para la Premium.

Este número indica la medida de calidad y capacidad antidetonante de la gasolina. A mayor número de octano la mezcla aire gasolina tiene mayor capacidad de resistir la autoignición con lo que detona en el punto de mayor compresión del cilindro y gracias a la chispa de la bujía. Esto tiene como resultado una mayor eficiencia en el funcionamiento del motor, es decir, menor pérdida de potencia, menor gasto de combustible y menores emisiones contaminantes.

El rendimiento de combustible está fuertemente ligado a la relación de compresión de los cilindros lo que significa que entre más se comprima la mezcla antes de estallar, mejor desempeño se obtendrá.
Por desgracia la gasolina tiende a la autocombustión a altas temperaturas con lo que, dependiendo del octanaje, puede estallar antes de llegar siquiera a reaccionar a la chispa de la bujía. Esto ocasiona perdida de energía, emisiones contaminantes y un inminente desgaste del motor.

¿Qué gasolina usa mi auto?
Para saberlo debes revisar el manual del propietario o en algunos casos puedes descubrirlo en la tapa del combustible. Cada fabricante determina el octanaje requerido dependiendo de la relación de compresión de los cilindros. Por ejemplo, un motor con relación de compresión superior a 12:1 (deportivos como Porsche) inevitablemente necesitará una gasolina con octanaje mínimo de 93 que curiosamente no se vende en México, por lo que se recomienda usar Premium de 92 octanos.

Así pues, en promedio el 90% de los vehículos a gasolina a nivel mundial pueden funcionar con una gasolina de 87 octanos.
Para ser más claros la gasolina Premium podría no hacer gran diferencia en el consumo y desempeño de la gran mayoría de los vehículos. La diferencia es notoria en autos deportivos con motores de alta compresión y sobre alimentados.

Numeralia
87 es el numero de octanos de la gasolina Magna.
92 es octanaje de la gasolina Premium.
90% de los vehículos en el mundo pueden funcionar a la perfección con gasolina de 87 octanos.

Sabías que… en México se llegó a vender en los 60 una gasolina llamada Pemex 100, que como su nombre lo indica contenía 100 octanos, pero en aquella época todas las gasolinas usaban como aditivo el tetraetilo de plomo para aumentar el número de octanos. Obviamente esta gasolina era sumamente contaminante y terminó por salir del marcado.