Entrevista con Carlos Ghosn, CEO de Nissan

Con el objetivo de crear un futuro cero emisiones y cero accidentes en la conducción, Nissan ha desarrollado su visión de Movilidad Inteligente, un concepto que le permitirá moverse hacia un futuro más seguro y sostenible.

Recientemente Gary Shapiro, presidente y CEO de la Asociación de Tecnología de Consumo en Estados Unidos (CTA, por sus siglas en inglés), tuvo una plática con Carlos Ghosn, presidente y CEO de Nissan 

Te invitamos a leer la entrevista completa a continuación:

CTA: Actualmente, los avances tecnológicos en el sector automotriz están cambiando nuestra forma de vida y trabajo, ¿Cuál es su perspectiva al respecto?

Ghosn: Actualmente las nuevas tecnologías automotrices están transformando a los vehículos en transportes más seguros, eficientes y conectados a la sociedad. A través del concepto de Movilidad Inteligente de Nissan, estamos invirtiendo en conducción autónoma, vehículos eléctricos y soluciones de movilidad conectada: tres fuerzas que van a cambiar a nuestra industria y a nuestro mundo en formas que apenas empezamos a comprender.

Algunos de los beneficios que hemos visualizado incluyen conductores más empoderados y seguros de sí mismos, un menor impacto al medio ambiente y vehículos que se conviertan en verdaderos compañeros de vida. Estas tecnologías tienen el potencial de alcanzar una movilidad con cero emisiones y cero accidentes, lo cual representa nuestro principal objetivo.

CTA: Nissan se encuentra desarrollando un sistema autónomo llamado ProPilot, ¿Por qué tener un vehículo con este sistema sería un paso fundamental en la evolución hacia un automóvil que opere completamente sin conductor? ¿Cree usted que los vehículos necesitarán un volante o un conductor en el futuro?

Ghosn: Los estudios indican que el progreso hacia una conducción completamente autónoma no sólo requiere que nosotros desarrollemos las tecnologías correctas, sino que también podamos cambiar formas de pensar.

Un reporte reciente de Boston Consulting Group muestra que la percepción pública y la aceptación social son aún dos retos importantes. A la gente le preocupan cuestiones de confiabilidad y seguridad; por eso necesitamos acompañar a nuestros consumidores en este viaje y no esperar que den un salto brusco hacia los vehículos completamente autónomos, sin conductor. Eso es lo que ofrece la tecnología ProPilot.

La otra razón es que existe una posibilidad de que las tecnologías de inteligencia artificial y de sensores no alcancen un nivel que nos permita desplegar sistemas sin conductor en modelos de producción masiva, al menos no en el corto plazo. Tecnologías como ProPilot garantizan que podamos ofrecer opciones de conducción autónoma a nuestros clientes en la actualidad, mientras seguimos evolucionando en nuestros sistemas completamente autónomos.

CTA: Un aspecto importante de la tecnología ProPilot es el papel que juega Melissa Cefkin, la científica y antropóloga de diseño más destacada del Centro de Investigación de Nissan en Silicon Valley. ¿Por qué es crítica la visión de una antropóloga en este proyecto?

Ghosn: Los antropólogos de diseño nos ayudan a lograr una armonía entre los vehículos, los seres humanos y la sociedad, algo que es necesario para que estas tecnologías funcionen sin complicaciones. Melissa y su equipo nos apoyan para comprender cómo podemos integrar una experiencia y comportamiento humanos en el diseño fundamental de estos sistemas autónomos.

La gente no siempre está consciente de los diversos trabajos mentales que se encuentran detrás de nuestras decisiones al volante, incluso las más pequeñas, tales como acelerar o desacelerar, o moverse en una intersección en donde confluyen cuatro caminos. Entender estos comportamientos humanos es crítico para desarrollar tecnologías de conducción autónoma, y el equipo de Melissa está jugando un papel importante en esta área.

CTA: Los avances tecnológicos de la actualidad tal vez sean distintos a las innovaciones del mañana, ¿Cuáles son los obstáculos que, de forma involuntaria, podrían obstaculizar estas innovaciones? 

Ghosn: El problema más grande no es necesariamente el desarrollo de las tecnologías per se, sino garantizar que las innovaciones estén listas para el mercado, y que los reguladores estén listos para ellas.

Si una tecnología nueva se introduce antes de que haya madurado completamente, existe el riesgo de que la sociedad y los reguladores la rechacen, y esto no es bueno para la innovación de la industria en general. Por ello, estamos trabajando en conjunto con nuestros proveedores tradicionales y algunos otros especializados en tecnología que son nuevos dentro de la industria.