Hamilton iguala las cosas en el GP de China

Una de Vettel y ahora una de Hamilton. La segunda carrera de la temporada pone las cosas parejas para Ferrari y Mercedes. Verstappen se mete al podio después de largar 16.

Vaya que la temporada 2017 de Fórmula 1 comenzó con un par de carreras emocionantes. Primero vino la sorpresa de Ferrari en Melbourne, con un Vettel que regresa al sendero de la victoria y ahora Hamilton que responde en la segunda fecha de la temporada.

China tenía sus propias sorpresas. La segunda práctica libre del sábado tuvo que cancelarse debido a la neblina que impedía volar al helicóptero médico, por lo que todo se decidió en la última sesión de entrenamiento. Con poco tiempo, los pilotos tuvieron que hacer de todo para poner a punto los monoplazas para una carrera que todo parecía indicar sería en lluvia.

Ya en la sesión calificatoria, Hamilton daba anuncios de sus intenciones al marcar un tiempo de 1:31.678 que le permitió largar primero. Apenas una décima atrás estaba un Vettel que no tenía intenciones de soltar en la disputa por la punta del campeonato. La diferencia entre el alemán y Valtteri Bottas (el tercero en largar) fue de apenas una milésima, lo que da una idea de que tan peleada estuvo la Q3.

En la línea de partida sorprendía que todos menos Carlos Sainz, que montó los superblandos aún cuando había sectores de la pista aún húmedos, largaron con llantas intermedias. La decisión del español, aunque arriesgada, fue la correcta y pronto todos los demás pilotos empezaron a montar blandos y superblandos en la vuelta 3.

Sergio Pérez, que lleva 12 carreras consecutivas en la zona de los puntos, realizó una correcta gestión de su Force India para terminar noveno, con interesantes duelos después de haber sufrido una pinchadura en la curva 10 de la primer vuelta, resultado de un contacto con Lance Stroll que provocó la “salida” del Safety Car virtual. El mexicano retomó el ritmo y realizó maniobras temerarias pero correctas como la vista en la vuelta 8 cuando al final de la recta principal retardó el punto de frenada y tomó la octava posición después de luchar con Massa y Kvyat en el primer sector. El mexicano suma puntos importantes para su equipo Force India, que junto a Mercedes y Ferrari han sido las únicas escuderias en ubicar ambos monoplazas en la zona de puntos en estas dos fechas.

La historia para Valtteri Bottas no fue tan afortunada como la de Hamilton, pues a pesar de haber tenido una buena arrancada, durante la bandera amarilla causada por el accidente de Antonio Giovinazzi cometió un error mientras trataba de mantener sus neumáticos en temperatura. Fue muy brusco con los cambios de rumbo y provocó que su Mercedes trompeara, relegándolo a las ultimas posiciones. Al final logró ubicarse en la sexta posición.

La mejor largada fue para el joven Max Verstappen quien comenzaba la carrera en el lugar 16 pero gracias a una buena salida y un manejo muy preciso logró ganar once posiciones para llegar al 5 y de ahí, gracias a una correcta gestión de neumáticos y una estrategia atinada, logró subirse al podio en tercero, no sin antes haber tenido un interesante duelo con su co-equipero, Daniel Ricciardo, en las últimas vueltas de carrera.

Sebastian Vettel de nueva cuenta dio muestras del buen momento que le acompaña al terminar segundo después de haber perdido posiciones en la segunda entrada del “Safety Car”. A ojos del piloto esto pudo ser condicionante para que Hamilton tuviera relativa ventaja en la punta.

Y si algo se vió por parte del piloto británico es que China le viene bien. Además de llevarse la pole, lideró la carreta de inicio a fin y prácticamente lo hizo midiendo a sus competidores viendo desde el espejo de su Mercedes. Una excelente gestión que dio un buen espectáculo para el publico que abarrotó las diferentes áreas del circuito de Shanghai.

El campeonato entonces tiene un empate a 43 puntos en la punta, y todo indica que el Gran Premio de Bahréin que se disputa la siguiente semana será momento para que los pilotos, ya con autos más desarrollados, empiecen a dar muestras de lo que podríamos esperar para el segundo cuarto del calendario.