La Fórmula 1 podría perder un equipo en 2017

Manor podría estar a un paso de su desaparición. La escudería, que nació como Marussia en 2010, ha cambiado de manos en numerosas ocasiones hasta la llegada del empresario Stephen Fitzpatrick a principios de la pasada temporada. Gracias al décimo puesto en el que acabaron la temporada de 2014 tras los puntos logrados por Jules Bianchi en Mónaco, el equipo consiguió sobrevivir con los 'bonus' económicos de la FOM por sus resultados. Completaron 2015 con el coche de la temporada anterior y de cara a 2016 desarrollaron un nuevo monoplaza, con motor Mercedes y capaz de pelear con Haas y Sauber. De hecho, Pascal Wehrlein logró un décimo puesto en Austria.

Pero no fue suficiente, ya que Sauber puntuó en el GP de Brasil y se colocó en una décima posición que no dejó, despojando de los premios económicos al equipo Manor. Aunque el coche de la próxima temporada está en desarrollo, se encuentra a la mínima inversión y no hay duda de que la situación afectará a su posible rendimiento, si llega a debutar.

Fitzpatrick ha develado que ha estado cerca de cerrar un acuerdo con varios inversores, pero finalmente no se ha producido. El empresario Tavo Hellmund fue una de las posibilidades y también un grupo de empresas chinas. "No queremos que vuelvan a suceder cosas que ocurrieron en el pasado, por lo que acordamos en 2015 que no empezaríamos una temporada sin saber a ciencia cierta que podíamos completarla, así que hemos tomado la decisión de poner la compañía que controla el equipo en administración", confiesa el dueño de la escudería.

Ahora habrá que esperar a la llegada de un inversor que salve a la escudería. En caso contrario, la Fórmula 1 volverá a contar con diez equipos en la parrilla de salida del Gran Premio de Australia. Fecha límite, 24 de marzo, día de los primeros entrenamientos del año.