LaFerrari FXX K

1

El primer híbrido de producción de Ferrari llega a su máxima expresión convirtiéndose en todo un laboratorio de pruebas que por ahora solo se queda en la pista.

La batalla de los súper deportivos no para y hay tres nombres que se han declarado la guerra abiertamente: Ferrari, McLaren y Porsche. Los tres compiten en la máxima liga de autos de producción de gran desempeño con el P1, LaFerrari y 918 Spyder respectivamente. Pero al parecer la sed de mayor potencia no cesa y mientras se siga exprimiendo la tecnología híbrida como hasta ahora, nosotros veremos esta competencia gozosos.

A finales del año pasado McLaren presentó la versión GTR del P1- que también apareció dentro de esta sección -. Ahora vemos la respuesta del fabricante de Maranello con la versión más deportiva (como si LaFerrari no lo fuera) y denominada bajo el apelativo FXX K, la marca del Cavallino Rampante ha desarrollado un auto exclusivamente para su uso en pista, pero no está homologado bajo ninguna reglamentación oficial.

Las siglas FXX - que nacieron con la versión más radical del Enzo - vuelven a aparecer para hacer lo propio con LaFerrari, pero hay una nueva letra al final, la K, misma que se refiere al sistema de KERS optimizado que es el encargado de recuperar la energía cinética generada al momento de frenar por ejemplo y recargar el motor eléctrico con el que se fusiona el de combustión. Tomando la base del mismo tren motriz de LaFerrari, ahora en vez de 160 hp en el apartado eléctrico son 190 caballos de fuerza, mientras que el V12 de 6.3 litros se ha llevado hasta los 860 hp de los 789 caballos originales, con lo que se alcanza una potencia máxima total de 1,050 caballos de fuerza y un torque de 664 lb/pie.

Por un lado los ingenieros de Ferrari trabajaron en la nueva puesta a punto del motor, pero también vemos un arduo esfuerzo en el aspecto físico, todo por conseguir aerodinámica pura. La parte frontal recibe una parrilla dividida con tomas de aire mucho más pronunciadas, misma que fue heredada de la categoría GT; nuevos faldones laterales entre las llantas, un alerón dinámico y muy singular, así como un gran difusor trasero. Esto ha generado una mayor carga aerodinámica alrededor del 50%, gracias también a los nuevos neumáticos lisos Pirelli tipo slicks con frenos de disco carbono-cerámicos de 15 pulgadas.

En cuestión de funciones dinámicas LaFerrari FXX K recibe un diferencial electrónico recalibrado, control de tracción, ABS, sistema SSC de carreras (Side Slip Angle Control) y un nuevo programa en el que se podrán escoger cuatro tipos de impulsos eléctricos (boost).

Ferrari vuelve a marcar la pauta, ahora para los súper deportivos exclusivos de pista y solo falta esperar el contra ataque de Porsche si es que quiere seguir vigente en la batalla.

Fuente: Redacción