El Safety Car de la Fórmula 1, estaría cerca de ser autónomo

El auto de seguridad de la Fórmula 1 estaría cerca de ser autónomo, según ha confirmado el delegado técnico de la FIA, Marcin Budkowski. Esta sería una forma de que la Fórmula 1 siguiera ligada a las tecnologías que actualmente se están desarrollando para los autos de calle.

La Fórmula 1 pretende ser el banco de pruebas perfecto para los fabricantes de automóviles y por eso, además de haber incluido tecnología híbrida en los monoplazas, estudia que el coche de seguridad que sale a pista cuando hay algún tipo de incidente en el circuito sea autónomo y en su interior no lleve a ningún conductor que lo controle.

Actualmente el coche de seguridad es un Mercedes AMG GT S, de 510 HP de potencia y que cuenta con un motor V8 biturbo de 4 litros, capaz de alcanzar 310 km/h. El encargado de conducirlo cuando es necesario es el piloto alemán Bernd Maylander. También le acompaña un Mercedes C 63 S, que sirve de auto médico, donde viajan los doctores que han de atender a los pilotos accidentados en los circuitos.

“Hemos hablado de un coche de seguridad no pilotado, para promover una tecnología relativamente novedosa, con la que hay un poco de escepticismo y, en cambio, se puede demostrar que puede funcionar y ser eficiente”, declara Marcin Budkowski, según publica Motorsport.com. “Utilizar las plataformas de los deportes de motor para aplicar estas nuevas innovaciones pueden ser muy buenas para acerca al publico las mismas y explorar el potencial de estas soluciones. Estaba analizando justamente esto antes de que Jean Todt me pidiera que me uniera la FIA para reforzar el departamento”, agrega.

Lo que sí asegura Budkowski es que esta tecnología no va a llegar de ninguna forma a los monoplazas que compiten en Fórmula 1. “No nos sentimos atraídos en carreras de máquinas sin pilotos. Es una cosa que amarían los ingenieros, pero no los aficionados", ha comentado. Cabe destacar que actualmente sí que hay un campeonato en ciernes llamado "Roborace" de coches autónomos que ya ha hecho sus primeras pruebas junto a la Fórmula E este año.