Hamilton gana gran ventaja sobre Vettel

Con todavía seis carreras por delante, es pronto para pensar en que Hamilton tiene cada vez más cerca el título, pero viendo lo sucedido en el Gran Premio de Singapur, empezamos a ver a Lewis Hamilton ‘muy enchufado’ en la pelea por su cuarto Campeonato del Mundo de Fórmula 1.

Hamilton ha logrado este fin de semana en Singapur su séptima victoria de la temporada, lo que después del abandono de Sebastian Vettel tras su accidente en la salida, le permite contar con una ventaja de 28 puntos sobre su gran rival por el Campeonato. El de Marina Bay era el circuito perfecto para Ferrari, donde podían dar un hachazo en la pelea por el título, pero al final ha sucedido lo contrario…

No nos engañemos. Viendo el ritmo que tenían los Mercedes en los entrenamientos y en la clasificación – el mejor resultado de un Mercedes fue el quinto puesto de Hamilton – era muy difícil que pelearan por la victoria en Singapur con los Ferrari. Sin embargo, la lluvia les beneficiaba y el ‘strike’ que dejó fuera de carrera a Vettel, dice el resto. Hamilton ha hecho todo lo demás, mostrando un ritmo inalcanzable por un Daniel Ricciardo con problemas en la caja de cambios.

La de este fin de semana es la tercera victoria consecutiva de Hamilton desde el Gran Premio de Hungría. En este periodo, el británico se ha podido permitir superar a Vettel en la clasificación general y sacarle 28 puntos. La ‘barrera’ imaginaria en la lucha por un título entre pilotos suele estar en los 25 puntos, ya que es una carrera de distancia, y Lewis ya la ha superado.

En Ferrari saben que no va a ser fácil superar a Mercedes en los circuitos que quedan – aunque también saben que cualquier cosa puede suceder – pues todavía falta por celebrarse las carreras en Malasia, trazado favorable al equipo alemán por sus largas rectas, o en Austin, donde Hamilton siempre suele brillar. Habrá que ver qué sucede en Suzuka, Brasil o Abu Dhabi

A pesar de esos 28 puntos, con siete carreras por delante es imposible dar por hecho algo. Si, es cierto que Lewis va por buen camino y que ni siquiera su compañero de equipo le puede hacer sombra, pero si algo nos ha enseñado la Fórmula 1 es que nunca nada se puede dar por hecho. Precisamente por lo que ha pasado este fin de semana: el favoritismo de Ferrari se quedó en la primera curva.

Fuente: Auto Bild España