El Bugatti Chiron recibe llamado a revisión

Los llamados a revisión en un auto son muy comunes en marcas generalista, pero cuando gastas casi 2.4 millones de euros en un Bugatti Chiron, lo que menos piensas es en recibir un llamad a revisión por alguna falla en un auto de tal categoría.

Pues este llamado es específicamente para un total 47 unidades del Chiron que se han visto afectadas por un problema que afecta a unas soldaduras defectuosas en los soportes reclinables del asiento delantero, según ha informado la propia marca a la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) estadounidense.

Pero, lógicamente, en el caso de un vehículo como este, una llamada a revisión no es como la de las marcas generalistas. Lo primero es mandar una carta a cada cliente, un requisito legal, pero además los denominados ‘Flying Doctor’, técnicos de la compañía, se encargan de llamar uno por uno de manera personal a cada uno de los afectados.

El siguiente paso, al menos para las unidades que se encuentren en Estados Unidos (es de suponer que también para las que pululan por el resto del globo terráqueo), es mandar un camión a la localización en la que se encuentre el cliente para recoger el Chiron y llevarlo de manera segura al concesionario Bugatti más cercano. Una vez allí se realizará la conveniente inspección y si la unidad está afectada por el problema de soldado, la marca reemplazará todo el asiento.