Lexus tardó 15 años en desarrollar este color

Cuando Lexus mostró al imponente LC 500h por primera vez en el Salón de Ginebra en la edición de 2016, escogió un tono azul para la unidad presentada que pasó más o menos desapercibido entre las innumerables novedades de salón del automóvil. Sin embargo, ahora sabemos es mucho más especial de lo que imaginábamos, sobre todo porque Lexus ha tardado nada más y nada menos que 15 años en desarrollar ese color tan especial. Y espera, que todavía puede sorprendente más.

Denominado 'Structural Blue', ha sido desarrollado conjuntamente entre los centros tecnológicos que Lexus tiene en Estados Unidos y Japón, junto con el apoyo de Viavi Solutions Inc, un proveedor líder en finos recubrimientos ópticos y pigmentos. Se tomó como inspiración los tonos de la mariposa Morpho, que se encuentran únicamente en el continente americano, que son famosos por la profundidad de su azul y su brillo.

Lo curioso es que realmente las alas de dicha mariposa no son azules. En realidad son incoloras, pero el ojo humano percibe ese color como consecuencia del reflejo que se produce cuando la luz llega a las pequeñas escamas de las alas. Tardaron 15 años en desarrollarlo, pero son necesarios 8 meses para crearlo en 12 pasos diferenciados y se requiere la aplicación de 40 capas diferentes para fijarlo sobre la carrocería. Por eso solo pueden fabricar dos coches al día con esta pintura.

Por este motivo, el color 'Structural Blue' de Lexus únicamente estará disponible en una edición especial del mencionado Lexus LC que se ofrecerá en cantidades muy limitadas y que, como cabría esperar, reciben el nombre de Lexus LC Structural Blue Edition. Y para que luzca un interior a juego, presenta un habitáculo que combina tonos azules y naranjas a modo de contraste.

Fuente: Auto Bild España