Se presenta el primer Polestar 1 y sus 600 caballos de potencia

Nace el Polestar 1 y con él, la nueva marca del grupo Volvo para el desarrollo de coche eléctricos de altas prestaciones. Hemos visto en Shangai el primero de ellos, que mide 4,5 metros de largo, entrega un máximo de 600 HP gracias a su sofisticado conjunto mecánico y estará a la venta en 2019.

En 20 años el 40 por ciento de los coches que se vendan serán eléctricos. Al menos, esa la previsión de Volvo y ante esas cifras ha decidido lanzar su propia marca de vehículos eléctricos. Se llama Polestar y hemos venido a ver su lanzamiento hasta Shangai, donde se ha desvelado su primer modelo: el Polestar 1.

Se trata de un coupé de 4,5 metros de longitud, con configuración 2+2 y un conjunto mecánico híbrido formado por un motor gasolina Drive-E de cuatro cilindros en el tren delantero que se apoya en otros dos eléctricos, situados en cada rueda trasera. En conjunto son capaces de entregar una potencia máxima de 600 caballos, unas cifras que le sitúan a la cabeza de los deportivos de su categoría en términos de prestaciones. De hecho, su velocidad punta alcanza los 250 km/h y completa la aceleración 0-100 km/h en menos de cuatro segundos.

El primer deportivo híbrido de Polestar se ha construido sobre una nueva plataforma, que comparte el 50 por ciento de elementos con la SPA de Volvo (de la que salen los XC60, S90 o XC90). El otro 50 por ciento es obra de los ingenieros de Polestar. Como el Volvo S90 mide 5,15 metros y este 1 se queda en 4,5 metros, se ha reducido la distancia entre ejes en 320 mm y la trasera es 220 mm más corta (eso logra un efecto de mayor deportividad).

Se puede circular solo en modo eléctrico, con un máximo de 218 caballos que aportan los motores eléctricos. Así, el Polestar 1 sería un tracción trasera puerto con una autonomía solo eléctrica de 150 kilómetros. Cuando el conducto demanda más autonomía y prestaciones entra en juego el cuatro cilindros de dos litros (que se monta delante) y la potencia conjunta alcanza los 600 cabalos.

El origen de Polestar era el de preparador de las versiones deportivas de Volvo y por eso ahora quiere aprovechar esa experiencia a la hora de reglar el chasis del nuevo coupé. Utiliza la suspensión Öhlins, con una válvula electrónica en cada amortiguador. Esta válvula controla permanentemente los movimientos de la dirección y el estado de la calzada, reaccionando cada dos milisegundos para cambiar según las condiciones. Los ajustes, además, se pueden modificar de forma manual. En cuanto al sistema de frenos, cuenta con un Akebono con pinzas de freno de seis pistones y y discos de 400 mm. Todo ello, unido a un reparto de peso de 48/52 busca dinamizar al máximo la conducción para rivalizar con los BMW Serie 6 y compañía. No tenemos datos del peso del Polestar 1, pero sí sabemos que emplea la fibra de carbono en su carrocería.

Ya he podido ver el interior de este deportivo y las influencias de Volvo son notables. El cuadro de mandos y la pantalla central son idénticos a un XC60 y el volante solo se distingue por el logo. El toque deportivo, eso sí, lo ponen los acabados en fibra de carbono. Delante, un adulto de 1,85 metros se acopla sin problema, con un centro de gravedad muy bajo que se agradecerá al conducir en curvas. Detrás, mejor niños tanto por cotas como por la poca superficie acristalada.

Se pone a la venta en España a finales de 2019 van a fabricar solo 500 unidades al año, con el que este primer Polestar ganará en exclusividad y todos se podrán comprar por un sistema muy diferente al habitual. Es lo que la nueva marca ha llamado “suscripción” y consiste en el pago de una tarifa mensual. El cliente no puede pagar de una vez todo el importe, pero a cambio con esa cuota se olvida de gastos como el seguro o el mantenimiento. Además, la suscripción también incluye un servicio de recogida y entrega del coche y otros servicios de conserjería como por ejemplo el alquiler por unos días de un cofre para el techo (lo instala la marca, añadiendo un cargo en la factura mensual). Todos estos servicios se controlan a través de una aplicación disponible para Apple o Android. La suscripción durará dos o tres años y pasado ese plazo se puede devolver el coche o renovar las suscripción . Sus responsables nos han dicho que el precio del Polestar 1 sería de 130.000 euros.

La presentación mundial de la marca Polestar se ha realizado en China y allí estará su fábrica. Le seguirán dos modelos completamente eléctricos: el Polestar 2 que rivalizará con el Tesla Model 3 y el Polestar 3, que tendrá carrocería SUV.

Fuente: Auto Bild España