Nuevo Mazda 3 2017 el Zoom zoom en su máxima expresión

El nuevo Mazda3 tiene cambios atractivos, de entrada vemos una nueva parrilla mucho más profunda, que la de su antecesor; el grupo de luces también son nuevos, las fascias, rines y los espejos laterales siguen manteniendo la filosofía de diseño KODO. Ahora bien, los trazos a mi manera de ver son más suaves, horizontales y en paralelo con el piso, aunque debo resaltar que los faros delanteros, los grupos ópticos traseros y de niebla ya están dotados  con tecnología LED, aunque esto es únicamente están disponibles para la versión más equipada .

Al interior de este Mazda3 los trazos son más simples, lo que provoca una sensación de más amplitud, también destaca el nuevo diseño del volante; al igual que su antecesor mantiene el Head Up Display, eso si, mucho más moderno.

Dentro de las actualizaciones tecnológicas, está la integración del botón Sport y el freno de mano electrónico. La ergonomía de sus asientos son destacables, de lo que también el buen trabajo de insonorización del interior, y mucho de esto es debido a los materiales usados para absorber y aislar el ruido.

Aunque ya se los habíamos dicho en ocaciones anteriores, las actualizaciones que tenia el sedan y el hatchback del Mazda3, que le han denominado: G Vectoring Control (GVC), que es un sistema que genera una comunicación entre el motor y el chasis que ayuda a mejorar la transferencia de peso. Y ahora que lo tuvimos a prueba pudimos comprobar la mejora, y se percibe más en carretera, tomando en cuenta que, haces un mayor trabajo en la suspensión involucrando por supuesto a la dirección electro asistida con la que cuenta, o bien en lugares en donde te requiere un poco más fuerza en las llantas ya que este mismo sistema lo regula, me he quedado sorprendido de lo bien que se conduce, te proporciona una mejor sensación de manejo con poco agotamiento, un mayor control y seguridad; es decir la mejora es sustancial y si a esto que señalamos anteriormente combinado con los elementos SkyActiv que son la  transmisión, motor, chasis y estructura; pues nos resulta una gran conducción, excelente consumo de combustible y por supuesto mucha comodidad al interior.

Mecánicamente tiene distintas variantes, nosotros tuvimos a prueba el Mazda 3 que porta el motor 4 cilindoros de 2.5 litros que genera 188 caballos de potencia y que lo acopla una transmisión automática de 6 velocidades, este motor que va muy bien, y que prioriza el consumo es bueno, el desempeño es excelente, no cabe duda que Mazda nos sorprende cada vez que hace un cambio y eso por supuesto que pone en jaque al resto del segmento.

Motorización: L4,
Cilindrada: 2.5 L.
Potencia máxima (hp): 188 @ 5,700 rpm
Torque total (lb/pie): 184@ 3,250 rpm
Transmisión: Aut 6  vel.
Tracción: Delantera
Frenos: Discos del. / Discos tras. (Ventilados, sólidos)
Rin (Pulgadas): 18
Largo/ancho/alto (m):  4.5/1.7/1.4
Peso en vacío (kg): 1,360
Seguridad activa: ABS, EBD, ASR,
Aceleración 0 a 100 km/h (seg.): N.D
Velocidad  máxima (km/h): N.D
Consumo (km/l): 16.7
Garantía (años): 3
Precio (pesos): 354,900

Conclusión

Un vehículo que acaba de ser renovado, los cambios estéticos hace que se vea moderno, elegante, el interior es por mucho uno de sus grandes atributos, con materiales suaves al tacto, mecánicamente está muy completo; el único punto a revisar sería el sistema de info-entretenimiento y que el sistema de mapas se vende aparte, de lo demás, puedo decir que es un vehículo muy completo.