Para quienes requieren de mucho espacio

Debo confesar que cuando se me asignó la prueba de manejo de VW Transporter  no me entusiasmó demasiado, pues transitar en la ciudad a bordo de un vehículo utilitario de grandes dimensiones no suele ser lo más práctico, lo más cómodo, ni mucho menos lo más barato, sin embargo, sólo tomó una semana para no querer dejar ir esta camioneta.

La sexta generación de VW Transporter  destaca en su exterior por su nueva parrilla frontal y sus nuevos faros de halógeno, -aunque si se desean faros de iluminación LED se pueden adquirir en un paquete adicional- la parte trasera cuenta con un nuevo diseño en la luneta trasera y las calaveras.

Al momento de subirme a este gran vehículo me sorprendió de sobremanera el equipamiento con el que se le ha dotado, y aunque muchos accesorios son parte de paquetes adicionales, en verdad que estos pueden hacer que este utilitario sea bastante confortable.  Espacio es lo que sobra en esta camioneta, todo es muy amplio, tiene múltiples compartimentos para guardar monedas, mapas, documentos, etc. Los asientos son de uso rudo pero bastante cómodos, tanto del conductor como de los pasajeros. La capacidad de la Transporter que tuvimos a prueba fue para 8 pasajeros, pero se puede configurar con 2,3,9 o hasta 10 asientos, ya sea de manera individual o con bancas dobles o triples. Cuenta con vidrios y espejos eléctricos, aire acondicionado tanto en la parte del conductor como en el área de pasajeros, radio AM/FM, CD, entrada auxiliar, USB y ranura para tarjetas SD y toma de corriente de 12 V.

Su motor es un 2.0 litros de 4 cilindros a diésel que otorga 102 caballos de fuerza y 183 libras pie de torque, acoplados a una transmisión manual de 5 velocidades. El manejo de esta Transporter es ágil, (ubicándonos claro, dentro de su segmento) a pesar de su peso y dimensiones no se siente un vehículo lento ni torpe, responde con bastante inmediatez cuando se le exige al acelerador. La dirección es un poco dura, lo que te ayuda a controlar con mayor firmeza a este gigante. La suspensión delantera McPherson y trasera independiente brindan bastante confort en el interior, amortiguando bastante bien las imperfecciones del camino, además de hacer de esta camioneta un vehículo bastante estable. Al momento de estacionarte, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros son de bastante utilidad. Algo que sorprende de sobremanera es su eficiencia de combustible, en la semana que la trajimos a prueba la recorrimos un promedio de 640 kms en ciudad y carretera, gastando solamente ½ tanque. Dándonos un promedio de 16 kms por litro.

El equipamiento en seguridad también sorprende, ya que se le dotó con frenos ABS, ASR, ESP, freno automático postcolisión, asistente para arranque en pendientes, bolsas de aire e inmovilizador electrónico.

Conclusión: VW Transporter demuestra como un vehículo utilitario puede conjugar espacio, capacidad, desempeño, eficiencia, seguridad y comodidad.  Las opciones de equipamiento permiten configurar el vehículo a la medida de cada necesidad en particular, adecuándolo para poder sacar el máximo provecho en cada viaje y traduciéndose por supuesto en productividad para el negocio. Y lo reitero, sorprende en verdad su alto rendimiento de combustible.

VW Transporter 2016 pasajeros 2.0 Manual

Motorización:                          L4  Diésel

Cilindrada:                               2.0 L 

Potencia máxima total (hp):    102@3,500

Torque total (lb/pie):                183@2,000

Transmisión:                            Man. 5  vel. 

Tracción:                                  Delantera

Frenos:                                     Discos del. / Disco tras. 

Largo/Ancho/Alto (m):              5.2/1.9 /1.9

Sistemas de seguridad activa: ABS, ASR, ESP

Peso (kg):                                  3,000

Consumo promedio (km/l):         N.D     

Precio (pesos):                           463,345