¿Por qué el Salón de París ha paralizado este 2016?

Los salones de autos son sin duda un escaparate muy particular en el mundo del entretenimiento que a simple vista solo parecen vitrinas donde se exhiben juguetes costosos  que nunca veremos en la calle porque  son prototipos que difícilmente tendrán una producción en serie, pero este tipo de lugares tiene utilidad y es sencillo de explicar, aquí es donde las marcas definen las tendencias y muestran la tecnología que veremos en los coches del futuro.

Paris este año puede presumir  un evento de grandes magnitudes donde las marcas europeas han llevado sus grandes proyectos, tal es el  caso de Renault quienes llevaron un concept car que dejó a muchos especialistas sorprendidos: Trezor,  como fue nombrado esta  belleza, es un auto 100% eléctrico y muy ligero, ya que cuenta con una carrocería de fibra de carbono que será el precedente para conocer lo que la marca pretende crear, además de empezar a competir con los autos superdeportivos.

 

También ha sido un año plagado de innovaciones que quieren cuidar el ambiente, en este aparatado Citroën fue quien desde casa lanzo “CXperience Concept” un auto  hibrido que busca saltar a lo innovador colocando a la marca como un icono de diseño y espacio, este auto puede presumir su motor hibrido de gasolina y electricidad, una apuesta interesante viniendo de una marca europea las cuales habían adoptado al diésel como el combustible predilecto, también presume colores vivos y el uso del led como parte del diseño interior del auto, a su vez integra una pantalla de 19” para sorprender y atraer mercados jóvenes, la marca gala pretende ser el nuevo estandarte de los compradores que quieren una sincronía entre innovación y eficiencia en un mismo auto. 

Por último, la ciudad luz nos dejó un regalo traído por Lexus, que presentó uno de los prototipos más radicales del evento, el  “UX Concept” un auto diseñado para adaptarse con los nuevos conceptos de conectividad y dinamismo que se vive en las grandes urbes, donde la híper conexión es lo que hoy vende.

Con este concept car, Lexus empieza una nueva etapa donde se pretende mimetizar con las metrópolis  diseñando autos exclusivos para ello, sin duda una idea que transgredió al Salón de Paris y que busca un mercado que valore diseño y tecnología en un mismo sitio.