Programa Conduce sin alcohol

Para muchos es una molestia, pero los números no mienten el programa mejor conocido como Alcoholímetro ha ayudado a reducir entre un 25 y un 30% los accidentes viales en donde se involucra alguna bebida alcohólica.

 

El programa Conduce sin alcohol comenzó en 2003 en la Ciudad de México debido a la necesidad de reducir los accidentes de tránsito y desde el principio fue catalogado como un programa incorruptible, pues la estancia en el centro de detenciones administrativas es inevitable. Aún cuando se tramite un amparo, este solo posterga la fecha en la que se deba cumplir la sanción.

Este programa en principio es muy sencillo:

Se instalan retenes de revisión, en dicho punto se encuentran 2 mujeres policías del Agrupamiento Atenea, 4 elementos de la policía sectorial, un médico, quien es el único autorizado para utilizar el alcoholímetro, dos elementos recién egresados del Instituto Técnico de Formación Policía, un supervisor de la Secretaría de Seguridad Pública, dos elementos del Agrupamiento de Grúas, dos elementos a bordo de motocicletas y personal de la Dirección de Derechos Humanos de la SSP.

Una vez que se haya explicado la razón del retén y que se haya realizado una pequeña entrevista sobre el reciente consumo de  alcohol, el oficial en cuestión puede solicitar al médico una prueba de alcoholemia.

La prueba se debe realizar con una boquilla nueva y de rebasar los límites permitido que son para un vehículo particular 0.40 mg/l, el infractor es presentado ante el juez cívico y posteriormente trasladado al Centro de Sanciones Administrativas. El vehículo es remitido al corralón.

 

Prevención

Este procedimiento san simple y el hecho de que el programa sea incorruptible a ayudado a que tan solo en la Ciudad de México se haya disminuido en un 30% el número de accidentes relacionados con la ingesta de alcohol.

Este programa se endurece en la zona metropolitana en periodos vacacionales y en época decembrina se puede instalar las 24 horas del día. La colocación de los retenes es de forma aleatoria y en ellos siempre encontrarás, por ley, todo el personal necesario.

 

Sanciones

Las sanciones económicas fueron desechadas, puesto que antes la multa era de entre 150 y 200 salarios mínimos, ahora solamente se sanciona con la detención de entre 20 y 36 horas en ‘El Torito’.

Este mismo programa se extendió a toda la República Mexicana en 2016 aunque cada gobierno estatal decide las sanciones y los periodos de implementación.

 

Numeralia

96% de los capitalinos están de acuerdo con la aplicación del programa y creen que es el único programa incorruptible.

192,939 personas detenidas en la Ciudad de México desde la implementación del programa.

1’607,173 pruebas de alcoholemia se han aplicado en CDMX desde 2003 hasta la fecha.

 

Sabías que…

Es un programa completamente incorruptible en la CDMX puesto que una vez que se ha dado positivo en la prueba de alcoholemia no hay forma de librarse de la sanción. Existen amparos que algunos particulares ofrecen, pero estos solo logran cambiar la fecha en la que se cumplirá el tiempo dentro de ‘El Torito’.