Cadillac XTS totalmente nuevo y con mucha tecnología

El Cadillac XTS lleva bastantes años en el mercado, tantos como para que se intuyera la llegada de una nueva generación en un futuro bastante próximo, pero parece que los planes del fabricante americano son otros: de cara a 2018 el lujoso sedán recibe una puesta al día, que debería ser la última y que afecta tanto al plano estético como a una sensible mejoría en su apartado tecnológico.

Cambia su habitual frontal por uno que está muy influenciado por el CT6 (que a su vez está experimentando su propia actualización). La parrilla con forma de diamante sigue teniendo el protagonismo, pero ahora está flanqueada por unos grupos ópticos alargados que siguen la forma de los pasos de rueda. Los rines de 19 o 20 pulgadas, se han rediseñado para proporcionar un mayor confort de marcha, algo a lo que también contribuye la inclusión de frenos Brembo de serie y la opción, por vez primera en el modelo, de instalar la suspensión Magnetic Ride Control y el sistema  Rear Air Leveling. El grueso de la gama está movido por un motor 3.4 V6 de 308 HP de potencia, mientras que para el acabado V-Sport se reserva un bloque V6 biturbo que desarrolla 415 HP de potencia.

El habitáculo recibe un mejor tratamiento de aislamiento acústico, se ha aumentado el espacio para las piernas en las plazas traseras y se han añadido nuevo colores y materiales para la tapicería y las molduras, algunos de ellos (como la microfibra de ante o la madera) de manera exclusiva para los acabados superiores. El apartado tecnológico es uno de los más beneficiados gracias a la inclusión de un nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil LCD de ocho pulgadas, un sistema de audio BOSE con ocho altavoces de serie y todo un pack de asistentes de conducción formado por avisador de punto ciego, frenada automática, mantenimiento de distancia con otros vehículos, control de crucero adaptativo y alerta de cambio de carril involuntario.