El Porsche Cayenne Turbo ha sido presentado

Hace unos días Porsche presentaba la nueva generación de Cayenne. El SUV alemán presentaba su renovada imagen convenciendo a los que esperaban un toque más deportivo sin renunciar a filosofía que caracteriza a la marca de Stuttgart. Ahora, en pleno Salón de Frankfurt 2017, la marca alemana nos muestra una de las versiones más poderosas, el Porsche Cayenne Turbo 2018. Un SUV que se sube a la cima con una potencia nada despreciable de 550 caballos.

Tratándose de una versión Turboalimentada esperamos algunas cuantas diferencias estéticas. Estas llegan principalmente en la parte frontal, con rasgos más agresivos, los pasos de rueda son más musculosos, sin olvidar los rines de 21 pulgadas. El difusor trasero es más deportivo y la doble salida de escape que se sitúa justo a ambos lados del ya mencionado difusor, termina por rematar el conjunto. En el habitáculo no encontramos diferencias notables más que los asientos de corte deportivo y las insignias Turbo.

El Porsche Cayenne Turbo es bastante rápido por lo que debe estar preparado cuando se propone cortar el aire. En cuestión aerodinámica, su alerón activo, por primera vez equipado en un vehículo de su clase, ayuda en la frenada y mantiene la parte trasera pegada al piso, sobre todo en giros rápidos. Y es que no es para menos, pues bajo la piel del Cayenne Turbo se esconde el motor V8 de doble turbo capaz de desarrollar hasta 550 caballos de potencia. Cabe destacar que Porsche Cayenne Turbo 2018 tiene 30 caballos más respecto a versión aspirada.

La caja de cambios Triptronic S de ocho velocidades, asegura una aceleración de 0-100 km/h en tan solo 4,1 segundos (3,9 segundos con el paquete Sport Chrono). La velocidad máxima es de 286 km/h, cuenta con un sistema de frenos mejorado llamado Porsche Surface Coated Brake.