Finalmente es presentado el nuevo Volkswagen Polo 2018

Lo primero que se te puede pasar por la cabeza al ver el Volkswagen Polo 2018 es que es un mini Golf. Pero la verdad es que cuando te acercas, resulta que tiene un diseño más agresivo y anguloso, hasta masculino, cosa que los mismos creadores de la marca han reconocido abiertamente en la presentación del Polo 2018, todo un bestseller que ya ha comercializado más de 14 millones de unidades en todo el mundo desde su lanzamiento allá por 1975. Es el primer utilitario que VW fabrica sobre la plataforma MQB A0 y eso se nota en lo que te cuento a continuación. Con el acabado Highline.

 
Para empezar tampoco es tan pequeño, ya que el nuevo Volkswagen Polo mide 4.053 mm, para que te hagas una idea, el Golf IV de 1997 era menos de 10 cm más largo. En el resto de cotas, el Polo 2017 resulta 6,9 cm más ancho que el Polo de 2009, tiene prácticamente la misma altura y dispone casi de 10 cm más de batalla que su predecesor, lo que incrementa y mucho su espacio interior. Por ejemplo, su maletero alcanza los 351 litros cuando el Polo V solo tenía 280 l. Volskwagen, además de por un diseño agresivo, apuesta por unas posibilidades ilimitadas de personalización.

El nuevo Polo GTI dispone de un motor 2.0 TSI de 200 HP (9 HP más que el actual) así como un chasis rebajado en 15 mm. En el exterior, podrá optarse entre 14 colores para la carrocería, rines diferentes que van desde las 14 hasta las 18 pulgadas.

Desde el inicio de su comercialización, el nuevo Volkswagen Polo estará disponible con cuatro motores de gasolina y otros dos diésel. En el primer caso, la gama se inicia con un 1.0 MPI de 65 HP o 75 HP en transmisión manual y con un 1.0 TSI de 95 o 115 HP, el primero asociado a la misma caja manual y el segundo con una de DSG de siete cambios. Sobre los motores diésel, habrá dos opciones de potencia sobre el mismo bloque 1.6 TDI: 80 o 95 HP, en los dos casos, la transmisión manual será la misma de cinco marchas y el segundo podrá equipar el DSG de siete.

Lo más revolucionario del VW Polo 2017

Lo que más me ha llamado la antención del nuevo Polo de Volskwagen es su habitáculo que no se parece en nada al del modelo anterior, todavía protagonizado por una consola central vertical, ya que ahora la instrumentación digital y las pantallas toman el mando y aquí se aprecia una diferencia grande con sus competidores, ya que el nuevo Polo ofrece el Digital Cockpit de VW. Además, la gran pantalla multifunción de 6,5 pulgadas está ubicada en una posición superior del frontal del habitáculo, por lo que las salidas del aire acondicionado han tenido que reubicarse abajo.

Desde allí podrán controlarse las funciones de conectividad de Car-Net “App-Connect” que integra los smartphones a través de Android Auto o Apple CarPlay. Volkswagen ofrecerá en un futuro innovadores servicios que este Polo de 2018 va a estrenar ya en el mercado alemán, como “We by Volkswagen” que, entre otras cosas, ofrecerá la posibilidad de estacionar en aparcamientos sin hacer un depósito de efectivo. La integración móvil culmina con una pequeña superficie que funge como cargador inalámbrico.

Sobre los sistemas de asistencia, el Polo 2018 será líder en su segmento con, entre otros, detección en punto ciego, asistente de salida del aparcamiento que te avisa si hay alguien cuando sales marcha atrás, control de crucero adaptativo disponible hasta 210 km/h (solo para DSG) o aparcamiento automático. Este último va acompañado de una útil frenada automática activa hasta 10 km/h que salta cuando el vehículo detecta un tope y por supuesto, frenada automática en ciudad, que ya es estándar para obtener las cinco estrellas EuroNCAP.

Fuente: Auto Bild España