La nueva generación del Kia Forte sedán ha sido presentada

Kia Motors ha presentado la nueva generación de su Forte sedán en el NAIAS 2018 y si algo podemos destacar de esta nueva generación del Forte son sin duda sus lineas, por supuesto heredadas del Stinger. Con un aumento en dimensiones en la parte del cofre y una cajuela más corta, asemejando la forma de un hatch.

Renovado

Como lo comenté, el incremento en dimensiones es notorio y es que los 8.1 cm que creció en longitud lo convierte en un auto de 4.61 metros, asegurando más comodidad y sobre todo, buena capacidad de carga en cajuela.

Esta tercera generación del Forte sedán, ha recibido un rediseño total para el habitáculo, lo cual se agradece bastante ya que le brinda un nivel más alto de sofisticación. En conjunto el diseño del tablero, los insertos en cromo y la pantalla de 8 pulgadas le sientan bastante bien. En la versión tope de gama podemos encontrar, aire acondicionado bizona, quemacocos, llave de presencia, cargador inalámbrico para smartphone y un sistema de sonido premium cortesía de Harman Kardon.

Bajo el cofre encontramos un motor de cuatro cilindros de 2.0 Lts de ciclo Atkinson con nada despreciables 147 hp y 132 lb-ft, acoplados a una transmisión CVT… si CVT o como la marca la denomina IVT (disponible también en versión manual), y es que la marca trabajó en mejorar el funcionamiento y desempeño de esta transmisión para hacerla menos “aburrida” y mejorando su respuesta otorgando una sensación más agradable al manejo.

Esta nueva generación del Forte sedán continuará fabricandose en la planta de Pesquería en Nuevo León y se espera que esté disponible en nuestro país para el segundo semestre del 2018. De la versión hatchback aun no tenemos mucha información pero es probable que para final de año lo  podamos ver rodado por las calles.