Todos los detalles sobre el nuevo BMW X3 2018

El SUV evoluciona respecto a su predecesor optando por unas formas algo más redondeadas y presentando una silueta más dinámica.

Si el exterior es una acertada evolución del modelo de previo (con respecto al cual pierde 55 kilos en la báscula), en el interior se aprecian cambios de todavía mayor calado.

Pero comencemos por el exterior: a diferencia del BMW X3 2014, que es el que se vendía hasta este momento, cuenta con luneta delantera acústica, faros LED de serie (también los antiniebla), riñones más anchos y parrilla activa para mejorar la eficiencia.

Giro alrededor del coche y veo que ahora las aletas delanteras tienen los llamodos 'Air Breathers', salidas de aire en la parte posterior de las ruedas que ayudan a lograr un mejor índice de penetración en el aire y a ventilar los frenos delanteros (aunque en la unidad de preserie que he podido ver y tocar todavía no eran funcionales, lo serán en los modelos de serie). Llego a la trasera y compruebo que ahora el portón es eléctrico, que los pilotos tienen luces LED con efecto 3D y salidas de escape en paralelo (gemelas las denominan en BMW), a diferencia de la generación anterior en la que se situaban en un único lateral del paragolpes.

Para finalizar con los detalles y cambios exteriores, hay que precisar que el nuevo diseño ha hecho posible lograr un coeficiente aerodinámico cX de solo 0,29, que sitúa al nuevo BMW X3 como el mejor de su categoría. Además, el reparto de pesos entre el eje delantero y trasero es 50/50, por lo que podemos presuponer que su comportamiento será tan afinado como nos tiene acostumbrados.

Así es el interior del BMW X3 2018

El habitáculo está orientado hacia el conductor, el cuadro de instrumentos es 100% digital de serie en todos los acabados (es una pantalla de 12,3 pulgadas con unas inserciones metálicas que crean la forma de los habituales relojes) y la consola central está coronada por una nueva pantalla flotante (la de serie es de siete pulgadas y opcionalmente se podrá incorporar una de 10,25 pulgadas), que ahora es táctil, pero que se puede seguir controlando desde el conocido sistema de infoentretenimiento iDrive.

Un detalle interesante es el monitor Air-Touch, que en combinación con el sensor de cercanía impide dejar esas horribles huellas de los dedos en la pantalla. En una siguiente fase adoptará el display flexible y dinámico que ya hemos visto en el prototipo i8 Roadster.
Los materiales empleados se presuponen de alta calidad, pero variarán según los niveles de equipamiento, que serán xLine, M Sport y Luxury Line. El primero de ellos tiene un enfoque más offroad, el segundo es más deportivo y el último, como ya hace presuponer su nombre, el apropiado para aquellos que buscan el máximo lujo.
El malatero es de 550 litros y pasa a 1.600 si se abaten los asientos traseros.

Respecto a mecánicas, la gama de motores disponible será de tres unidades de gasolina de 360HP(M40i)y 252HP, ademas de dos motores diésel, que serán el 20d y el 30d, cuyas potencias abarcan desde 184 HP hasta 360 HP; con un consumo combinado que oscila entre 8,4 y 5,0 l/100 km y unas emisiones combinadas de CO2 de entre 193 y 132 g/km. En este sentido, hay que destacar que gracias a una ligera reducción del peso y a mejoras en las mecánicas, demedia, el consumo se ha reducido un 15%.

En esta primera fase de lanzamiento, estas tres versiones disponibles irán asociados de serie con una caja de cambios automática Steptronic de ocho marchas y tracción a las cuatro ruedas xDrive.

También esta confirmada la presencia del BMW Personal Co-Pilot, con múltiples posibilidades para la conducción (parcialmente) autónoma, mediante opciones como la última generación de Control de Crucero Activo, con mantenimiento de carril (permite circular durante 30 segundos sin necesidad de actuar sobre el volante. Pasado ese tiempo el sistema se desactiva y obliga al conductor a retomar el control) y con el kit de seguridad Driving Assistant Plus, que incluye el asistente de maniobras de aparcamiento, el asistente de mantenimiento de carril y, previsiblemente a partir de diciembre de 2017 se añadan otros sistemas que ayuden a mejorar esta experiencia, como el asistente de cambio de carril y el asistente de mantenimiento del carril con protección contra colisiones laterales.