TVR está de vuelta con 500 unidades

El TVR Griffith, es un deportivo de dos plazas y motor delantero de ocho cilindros hace eco del pasado de la compañía británica, aunque mirado adelante. Apuesta por la ligereza, aunque con el toque clásico de un coche diseñado por y para puristas.

Lo último de TVR es un deportivo biplaza de 4.314 mm de longitud, 1.850 mm de anchura y 1.239 mm de altura que es más pequeño y compacto que un Porsche 911 y un Jaguar F-Type, entre otros. El chasis emplea el proceso iStream de Gordon Murray, es decir, uso de paneles de fibra de carbono internos unidos a un marco de acero, otorgándole un extra de rigidez. La carrocería está fabricada en fibra de carbono para garantizar un peso de 1.250 kilogramos y un reparto de 50-50.

El nuevo Griffith ha sido diseñado con un fondo completamente plano para mejorar el efecto suelo, en el frontal encontramos un splitter y en la zaga un difusor integrado. El interior, mientras tanto, adopta un diseño sencillo con pocos botones y un sistema de información y entretenimiento diseñado específicamente. Un cuadro de instrumentos digital completa un entorno enfocado en el conductor.

En cuanto al nivel mecánico, el TVR Griffith ha sido equipado con un motor V8 de 5.0 litros de origen Ford y modificado por Cosworth que entrega 500 HP de potencia, consiguiendo una relación potencia/peso de 400 HP por tonelada. Pasa de cero a 100 km/h en menos de cuatro segundos, mientras que su velocidad ha sido establecida “sobre los 321 km/h. El propulsor se asocia a una caja de cambios manual Tremec Magnum XL de seis relaciones que canaliza la energía al tren posterior.

Las primeras 500 unidades Griffith se fabricarán como ediciones de lanzamiento (Launch Edition) y estarán configuradas a medida con colores especiales. Los precios de TVR Griffith Launch Edition partirán de los 100.000 euros, aunque también se asegura que casi todos los ejemplares ya han sido vendidos y que llegarán a sus respectivos propietarios durante el primer trimestre de 2019.