Un BMW M5 con sobredosis de M Performance

El nuevo BMW M5 es un auto de aspecto muy deportivo. Pero algo que brinca un poco es que su apariencia no le hace justicia a los 600Hp que esconde bajo el cofre. Así que si alguien quiere darle un toque extra de deportividad al M5, la división M Performance Parts de BMW tiene la clave.

Cuando la marca bávara presentó el M5 que será el 'safety car' del Moto GP pudimos ver un adelanto de cómo queda un M5 nuevo con preparación M Performance. Pues bien, BMW ha presentado en el SEMA 2017 un M5 con numerosos elementos M Performance, que le confieren un aire mucho más agresivo. Algunas de las mejoras son simplemente estéticas, pero otras mejoran la parte aerodinámica. 

Las componentes M Performance que se la han instalado al M5 incluyen un 'splitter' frontal, un alerón trasero, un difusor... Todos ellos están fabricados en fibra de carbono, y que mejoran el comportamiento del auto. Además, cuenta con carcazas para los espejos retrovisores y para la parrilla frontal, un sistema de escape de titanio, el cual subirá algunos decibeles el exquisito sonido del V8.

En su interior, se pueden ver detalles de fibra de carbono en la dirección y los pedales, y un sistema que analiza las prestaciones y rendimiento del auto, y las manda directamente al teléfono del conductor.