Diamante pulido: Porsche Cayenne 2018

Hace unas semanas, tuvimos un encuentro muy emocional y lleno de aventura con la tercera generación de la primera SUV de la firma de Stuttgart. Lo que sí les puedo asegurar es que es un vehículo completamente nuevo. No es un secreto que Porsche, como buenos alemanes, cuando deciden cambiar de generación lo hacen... ¡y vaya de qué forma! Pudimos darnos cuenta que sería un gran viaje al conocer la agenda y ver que aterrizaríamos en Múnich, Alemania, para después volar a Creta, Grecia, un lugar con mucha historia y con paisajes impresionantes. Al llegar a Creta la emoción por manejar esta nueva generación de Cayenne crecía, a pesar de haberla visto en el pasado Auto Show de Frankfurt y en videos posteados en el Facebook de la marca.

Por fin la tuve cerca y pude observar con detenimiento y escuchar con atención todos los detalles y las nuevas tecnologías, que son muchas, además de la nueva plataforma, transmisión, un desarrollo de frenos y, por supuesto, de mucho lujo al interior. La configuración de la consola central, al igual que la pantalla táctil, verán la luz por primera vez en esta edición.

El exterior conserva la misma silueta, el frente tiene nuevas integraciones y cofre; el grupo de luces es similar a lo utilizado en los recientes lanzamientos: tecnología LED de cuatro puntos 3D. La parrilla le proporciona una presencia más deportiva, juvenil y por supuesto más actual, pero también es funcional. La parte lateral mantiene casi la misma silueta, donde podemos observar que tiene líneas deportivas y que se asientan más en las ventanas; en la trasera sufrió un cambio radical, lo primero que resalta es el grupo de luces la cuales, al igual que Panamera y 718, tiene calaveras más afiladas y elegantes. 

El alerón también fue renovado, ya que ahora hace un trabajo aerodinámico importante: dependiendo de la velocidad a la que vayas éste se abrirá para que se pueda tener una mejor resistencia al viento y, por supuesto, un mayor dinamismo; cuatro salidas de escape y rines de nueva generación. El interior de Cayenne no tiene nada que ver con su antecesor. Podemos notar el trabajo desde los materiales hasta la disposición de los mandos y una gran conectividad, señalando que la generación anterior no estaba nada mal. Los asientos están perfectamente confeccionados y son de piel, lo mismo que el volante, el cual mantiene el diseño que Porsche ha trazado para todos sus modelos. Sin duda, lo que más llama la atención es la pantalla táctil, ubicada al centro del tablero, donde tienes todos los datos del vehículo, desde el sistema de mapas hasta la conexión digital: Porsche Advanced Cockpit y el nuevo Porsche Communication Management

En la zona de la palanca de cambios se encuentran varios controles como la calefacción de los asientos, el menú del sistema de infoentretenimiento, los cambios en el modo de conducción o de ajuste de los amortiguadores. Porsche tuvo a bien incluirle un sistema de radares de última generación que están enfocados a prevenir colisiones. Monitorean el camino y es capaz de avisarte si existe un incidente saliendo de una curva, por ejemplo. La Cayenne estará disponible en tres versiones y motorizaciones diferentes: la de entrada, con un motor V6 turbo con 340 caballos de fuerza y un torque de 331 libras-pie; la  intermedia es Cayenne S, que porta un motor V6 biturbo con 440 HP y un torque de 405 libras-pie y finalmente Cayenne Turbo, que ofrece un motor V8 biturbo, 550 caballos de fuerza y un torque de 568 libras-pie. En todas las variantes monta una transmisión automática Tiptronic de ocho cambios. Y bueno... la suspensión es nueva, como la dirección, y en su conjunto hacen que la calidad de marcha de este SUV se perciba firme y, sobre todo, muy capaz.  

En el asfalto

Lo divertido estaba por venir. Conduje este Cayenne por más de cuatro horas en las carreteras de la isla de Creta, ¿difíciles? Lo que le sigue de complicadas; sin embargo, también tuvimos una pequeña ruta off-road. La pasada generación tenía estas capacidades y decidieron mantenerlas. Sigo sorprendiéndome de lo bien que sortea todo, con mucha personalidad. En la carretera puede devorar kilómetros de rectas y curvas sin fin. Los trazos de las autopistas y carreteras de Grecia son complicados, pero muy divertidos y ayudan mucho para probar la suspensión, dirección y, por supuesto, el confort al interior. Un lugar de muchas subidas en carreteras de dos carriles, aunque eso lo hizo más divertido; la suspensión trabaja muy bien y, como podrán imaginarse, los momentos de frenado eran continuos. Esta nueva generación de frenos no desentona, es capaz de detener el auto de manera rápida pero también debo señalar que no se cansan, su capacidad es para hacerlo todo el día. La dirección apunta muy bien, se dirige hacia donde lo decides y esto es una característica de la marca, y ni qué decir sobre el confort que te ofrece este Cayenne: es único ya en el conjunto. Una tercera generación que sorprende por lo bien que está en todos los aspectos.

 

Porsche Cayenne Turbo 2018

Motor:     V8, bi-turbo

Cilindrada:     4.0 L

Potencia máx. (HP):     550 @ 5,750-6,000 rpm

Torque máx. (lb-pie):     568 @ 1,960 a 4,500 rpm

Transmisión:     Automática, 8 vels.

Tracción:     Integral

Susp. Del.:     Paralelogramo deformable

Susp. Tras.:     Paralelogramo deformable

Frenos del.:     Discos vent.

Frenos tras.:     Discos vent.

Neumáticos:     P. 285/40 R21-315/35 R21  

Largo/ancho/alto/dist. entre ejes (cm): 492/198/167/289

Peso en vacío (kg):     2,250

Asistencias:     ABS, BA, PSM, PDCC

Bolsas de aire:     7

Aceleración 0-100 km/h:     4.1 s

Velocidad máx:     286 km/h

Cap. tanque de gasolina (litros):     90

Precio: Por definir