Prueba exclusiva Kia Stinger 2018

Una de esas oportunidades

Manejar un auto cuatro meses después de su develación internacional y a seis de su presentación en nuestro país es una oportunidad que no se tiene todos los días. Convivimos con el pre-serie del Kia Stinger… que se cuide la competencia.

Con algunos detalles aún por últimar, como lo son los materiales definitivos del habitáculo, las configuraciones de cada versión y las pruebas de sonoridad y consumo oficiales, Kia nos dio la oportunidad de convivir con un ejemplar al que pocas veces, incluso en este trabajo, se tiene acceso: el único prototipo de desarrollo que se tiene del Stinger en nuestro país.

Obviando lo mencionado de materiales, encontramos un habitáculo que bien conserva la esencia de la marca en cuanto a tipografías de la botonería y el tablero, y ofrece tambien una interpretación que busca acercarse a modelos de marcas premium. Será posteriormente cuando tengamos acceso al modelo de producción definitivo y con ello podremos emitir un juicio acerca de los materiales y la calidad de ensamble, pero lo que hemos de mantener presente es que el Stinger fue creado para competir en concepto contra el BMW Serie 4 Gran Coupé o el Audi A5 Sportback (apenas por presentarse), por el precio de versiones correspondientes de BMW Serie 3, Audi A4, Mercedes-Benz Clase C o Infiniti Q50.

Asientos en piel y gamuzas en techo y postes dan un toque más exclusivo, mientras que en el panel central podremos encontrar unas salidas de aire que podrían recordar a lo visto en los Mercedes-Benz. El nivel de equipamiento es muy competente. Siete bolsas de aire, frenos Brembo de cuatro pistones adelante y dos atrás, control de estabilidad y de tracción, asistente de arranque en pendiente, entre algunos otros.

La posición de manejo se ideal se encuentra gracias a los ajustes eléctricos de asientos y telescópicos en el volante. Aún se elija el punto más bajo del asiento, se goza de buena visibilidad, si acaso en la parte trasera no se aprecia completamente el entorno, tampoco es un problema.

 

GRAN TURISMO VITAMINADO

Aún cuando se tenga espacio suficiente para viajar en familia, en realidad la mayor retribución del Stinger se la lleva el conductor, y es que este producto fue desarrollado en lo dinámico por Albert Biermann, que anteriormente trabajó en la división M de BMW.

Podrá no ser el más ligero del segmento pero su estructura se ha reforzado con aceros de alta resistencia para lograr mejor rigidez. Para simple ejemplo abrir el cofre y observar las dos barras de torsión que refuerzan el primer volumen del GT. Con ello, los ingenieros han podido jugar a sus anchas para realizar un ajuste de suspensiones más cercano a su enfoque deportivo.

La unidad de potencia de esta versión es un V6 de 3.3 litros bi-turbo de 365 HP y 376 lb-pie, acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades que exprime correctamente el potencial del propulsor. Existen cinco modos de manejo bien diferenciados por la puesta a punto de transmisión (en Sport y Sport + se extienden los puntos de cambio) y motor, junto con la respuesta del acelerador.

La influencia alemana se nota en el andar del Stinger. Si se desconectan los programas de estabilidad, podamos provocar un sobreviraje progresivo y muy divertido. De buscar la precisión, la entrada a curvas se da con una buena capacidad de tracción del eje frontal. Incluso puede abusarse un poco de esto para incentivar a que la parte trasera redondeé la trayectoria y se saque provecho de la larga distancia entre ejes (290 mm). En la salida de las curvas y tan pronto se pisa el acelerador, el V6 empuja desde el bajo rango y hasta la parte alta del tacómetro. Es un corazón enérgico e incansable. La dirección es rápida y precisa en la ruta de montaña predilecta, aunque nos gustaría que no fuera tan ligera en los programas más deportivos.

Con cuestiones mínimas por detallar, este nuevo producto de Kia puede ser una advertencia para otros competidores. Faltaría conocer la configuración final, la fecha oficial de lanzamiento y el nivel de precios (se dice que esta versión tope de gama rondará los 800,000 pesos), sin embargo el Stinger ya da vistazos de que no se trata de un simple ejercicio de “que pasaría si”, es un proyecto muy bien planteado y el tiempo no nos dejará mentir.

 

DESTACADO

“Sin duda el mayor fuerte del Stinger está en lo dinámico. La puesta a punto de suspensiones, dirección y tren motor lo convierten en una retribución para el conductor”

 

FICHA TÉCNICA

KIA STINGER 2018

Motor: V6, bi-turbo

Cilindrada: 3.3 litros

Potencia máx. (HP): 365 @ 6,000 rpm

Torque máx. (lb-pie): 376 @ 1,300-4,500 rpm

Transmisión: Automática, 8 vels.

Tracción: Trasera

Susp. Del.: MacPherson

Susp. Tras.: Multibrazo

Frenos del.: Disco ventilado

Frenos tras.: Disco ventilado

Neumáticos: 225/40 R19 adel.- 255/35 R19 atrás

Largo/ancho/alto/ dist. entre ejes (cm): 483/187/140/290

Peso en vacío (kg): N.D.

Asistencias: ABS, ESC, TC

Bolsas de aire: 7

Aceleración 0-100 km/h: N.D

Velocidad máx: N.D.

Consumo comb.: N.D.

Cap. tanque de gasolina (litros): N.D.

 Precio: Unidad probada- $800,000 (estimado)