Totalmente nueva Mitsubishi Montero Sport 2018

Antes que nada, debo confesar que por fuera la Mitsubishi Montero Sport me parece todo menos un modelo de producción. Sí, sabía de su existencia, e incluso vi algunas imágenes antes de este encuentro uno a uno. Pero, ¿saben algo?, en vivo y a todo color es imponente.

Si algo pasó la generación pasada es que envejeció muy pronto. Las proporciones pueden no ser tan diferentes en esta nueva interpretación, pero tomar un riesgo tan alto con un familiar de pretensiones todoterreno siempre es de aplaudirse. Los rasgos del modelo conceptual pasaron casi directamente, y ese juego de superficies, ángulos y volúmenes es, a mi parecer, la mejor manera en que se aterrizó el concepto Dynamic Shield, sin mencionar la mejora de un 13 % en temas de resistencia al viento. 

Mi parte favorita es la de enfrente: luce musculosa e, incluso, no tan estrecha como sí parecía la generación pasada. Sin ser diseñador, creo que está mejor proporcionada. 

En la parte trasera tengo mis dudas. Me recuerda un poco a las todoterreno que compiten en el Rally Dakar. La puerta es muy grande y para cuestiones de practicidad ayuda mucho para subir cosas a la cajuela. Y sí, teniendo tres filas de asientos se deberá priorizar el espacio. Hablando justo de las bancas del fondo, me ha parecido que no son tan estrechas, e incluso algún adulto podría viajar trayectos breves con un dejo de comodidad. En general, el espacio es cómodo. Las bancas no son tan suaves como para hundirte a los pocos minutos de uso, pero tampoco son piedras que te cansen cuando llevas más de 100 km de recorrido. 

Hablando de materiales, me parece que hay un balance neutro entre las superficies duras al tacto; hay plásticos duros que lucen de calidad y otras aplicaciones tipo piel, además de insertos de madera ficticia en la versión que alguien requisó en Veracruz y nos trajo a hurtadillas. 

En cuanto a plásticos, sería mejor tener coberturas de piel en las puertas y los paneles frontales. Pero no hay que olvidar que Montero Sport se caracteriza por tener un enfoque más campirano, y dudo mucho que a alguien le gustaría que las puertas se llenaran de lodo después de ir a pescar o acampar con su familia, y que para quitarlo bastara más que pasar un trapo húmedo. 

Debo mencionar que una de las grandes mejoras se registra en el tema del equipamiento,sobre todo, de seguridad. La lista es tan amplia que además del ABS, ESC y TC, cuenta con siete bolsas de aire, asistencias avanzadas a la conducción mediante un radar, como el sistema preventivo de colisión frontal, asistente de arranque en pendientes, visión de 360 grados, monitoreo de punto ciego y Control Crucero Adaptativo, por mencionar algunos. Para complementar hemos de tomar en cuenta que en el cambio de generación varían algunos métodos de construcción, y en este caso se aplica la estructura RISE BODY, puesta al día con materiales más ligeros y más resistentes a la deformación. 

HORA DE MANEJAR

Una vez tratados estos temas inherentes a lo visual y estructural, tocaba el momento de encender el botón de arranque y empezar a ver qué novedades tenemos del lado del manejo. Lo primero que noto al acceder al habitáculo es la posición de manejo que prioriza la visibilidad. Es un tanto alta, y eso ayuda a dimensionar mejor la larga carrocería de la Montero, sobre todo, en ciudad, donde los carriles son un tanto estrechos y se maniobra en espacios complicados. 

De los mandos, el volante me ha parecido muy cómodo en cuanto a agarre. Tienes la botonería necesaria para operar las principales funciones. Tiene un sistema de sonido con ocho bocinas, el control crucero, conectividad Bluetooth con compatibilidad de Android Auto o Apple Car Play y clúster informativo con datos de viaje, etc. 

Una vez observado esto, ponemos la palanca en posición “D” y empezamos a recorrer los primeros metros del V6 de 3.0 litros bajo nuestro mandato. En nuestro país, el de 216 HP y 210 lb-pie será la única opción a elegir, aunque en otras latitudes se tienen motores de cuatro cilindros e incluso diésel, que no estaría mal considerar en algún momento. El acoplamiento se da a una nueva transmisión de ocho velocidades automática, que ha sido calibrada para priorizar la entrega de par y luego pasar a la siguiente relación. Es un V6, pero hay que reducir su consumo. Las transiciones se dan de manera suave. 

Llega el momento de enlodarnos un poco, siguiendo la esencia de la Montero, y empezamos a aprovechar el sistema SS4-II que cuenta con cuatro diferentes gestiones de la tracción. En dos de ellos se puede bloquear el diferencial central e incluso entrar a modo de desmultiplicación o reducción de radios para llevar las capacidades al máximo. Las cotas todoterreno con 36.6 grados de ataque, 25 grados de salida y una capacidad de vadeo de hasta 700 m aseguran que ésta se ponga a la altura de un todoterreno en toda la extensión de la palabra. La dirección tiene ese tacto tan característico de este tipo de vehículos, suave y no tan comunicativa, por lo que hay que tratar de ser amables con la manera en que giramos, pues la altura al piso, las inercias propias de las dimensiones y el peso hacen que tengamos un body roll bastante notorio. No es un deportivo, es un recreativo familiar y se debe manejar como tal. 

Finalmente, es importante que sepas que la Montero Sport de Mitsubishi llegará desde la planta de Laem Chabang en Tailandia en tres diferentes versiones. GLX, Advance 4X2 y Advance 4X4, que es la que observas en las imágenes. Las fechas de arribo aún no están confirmada, pero logramos conseguir los precios tentativos: $607,900; $639,900 y $682,900 de acuerdo a las versiones anteriormente mencionadas, aun cuando se pueden ajustar de acuerdo a como quede configurado el producto para nuestro país.

OPINIÓN

El avance de la Montero Sport en esta nueva tercera generación es notorio. Si bien el exterior es juzgable desde tu gusto, por la propuesta tan arriesgada, el interior me ha parecido muy bien configurado. Cumple con todo lo necesario para viajes, y a esta fórmula habrá que sumarle un motor elástico y las capacidades off-road, que son la cereza en el pastel. Ahora sólo queda esperar tu respuesta como consumidor.