VW Golf R: Redención pura

No es un secreto que Golf es uno de los vehículos más queridos en nuestro país, es de esos productos que con el simple rumor de una nueva versión comienza a calentar muchísimo el terreno gracias a miles de entusiastas en todo el país. En esta ocasión, tuvimos la fortuna de probar la versión más radical, tanto en pista como en ciudad, y en ambos aspectos puedo asegurar que no va a decepcionar a quienes lo han esperado con tantas ansias.

Distintivo

En realidad, los mayores cambios que podemos notar en esta versión son: al exterior, un paquete aerodinámico más atrevido, los rines de diseño exclusivo, los emblemas de la R, las cuatro puntas de escape, vidrios entintados, los faros full LED y las carcasas de los espejos laterales —no es poco en realidad—; y al interior encontramos más emblemas R, un volante multifunciones con la base plana, asientos deportivos con costuras en hilo gris y una enorme pantalla táctil de ocho pulgadas. En lo que hay que ser sumamente claros es que no se trata de una edición especial, éste en realidad es un nuevo integrante de la gama Golf, un salto en cuanto a mecánica, comparado con el GTI.

A pesar de la mecánica tan radical que presenta, la imagen no dista tan abruptamente de la que ya conocemos, algo que pasa con modelos como el Focus RS y el Civic Type R, los cuales parecieran una versión sobretuneada de sus pares más dóciles. A mí, en lo personal, me gusta la apariencia discreta de este Golf R.

La locura

Antes de iniciar con la mecánica y las sensaciones de manejo, he de aclarar que soy un tipo normal, de ninguna manera pretendo ser un adicto a la velocidad y mucho menos tengo aptitudes de piloto, por lo que la experiencia tras el volante me pareció sumamente divertida, enriquecedora e inolvidable.

Una vez aclarado lo anterior, iniciemos por los datos fríos. El motor es el ya conocido y renombrado 2.0 litros TSI que desarrolla 290 caballos de fuerza y 280 libras pie de torque —el mismo que el SEAT León Cupra y el Audi S3—, la transmisión es DSG de siete velocidades y la tracción es 4 Motion; es decir, cuenta con tracción permanente a las cuatro ruedas. La suspensión mantiene la con guración independiente del GTI, pero con un tratamiento un poco más deportivo, que la vuelve más rígida, aunque solo lo necesario para ampli car el carácter dinámico del vehículo.

El sistema de escape produce una tonada ronca que poco a poco logra cautivarte, al grado que después de unos minutos dentro de la pista tu mismo comienzas a gruñir a la par del motor.

En la práctica nos encontramos con un vehículo sumamente ágil que, gracias al buen trabajo de la transmisión de doble embrague, logra aprovechar al máximo el rango de vueltas del motor para entrar y salir de una curva con el máximo de eficiencia y toda la respuesta del motor disponible al toque del pie derecho.

La forma en la que se pega al piso a altas velocidades es de resaltarse, pues por momentos —y si eres lo suficientemente dócil con los pedales— puedes obtener la sensación de ir montado sobre rieles. Obviamente, si retas a la física terminarás fuera del camino, aun cuando las asistencias hagan todo lo posible por mantenerte en trayectoria.

La dirección es sumamente responsiva y apunta correctamente en todo momento: si tienes bien puestos los ojos en la salida de una curva, tus manos guiarán al vehículo con una precisión que muchos deportivos de gama alta desearían.

A pesar de seleccionar el modo de conducción racing, las asistencias no dejan de corregirte para mantener la trayectoria más segura  además, el sistema de frenos pareciera no fatigarse en lo más mínimo, y si eres lo su cientemente diestro y sabes cómo balancear y desbalancear el peso del vehículo, podrás divertirte drifteando sin mayor problema.

No, no es el vehículo más rápido ni el más potente que puedes manejar en su rango de precios, lo que sí es un hecho es que es una leyenda, de eso no queda ninguna duda.

MI OPINIÓN

Entiendo por qué es uno de los autos más esperados por los entusiastas de la marca; la tracción integral hace un mar de diferencia en comparación con otras aplicaciones de la misma mecánica, pero con tracción delantera. Le encontré solo dos detalles que no me gustaron: el encendido por llave y la falta de cámara de reversa. Por todo lo demás no tengo ninguna queja, al contrario, me hizo muy feliz.

Volkswagen Golf R  

Motor: L4

Cilindrada: 2.0 L turbo

Potencia máx. (HP): 290 hp @ 6,200 rpm

Torque máx. (lb-pie):280 lb-pie @ 5,300 rpm

Transmisión: Automática de 7 vels.

Tracción: Integral

Susp. Del.: Independiente McPherson

Susp. Tras.: Independiente Multilink

Frenos del.: Disco ventilado

Frenos tras.: Disco sólido

Neumáticos: P.225/40 R19

Largo/ancho/alto/dist. entre ejes (cm):

426/202/146/262

Peso en vacío (kg): 1,505

Asistencias: ABS, XDS, EBD, ESP y ASR

Bolsas de aire: 7

Aceleración de 0 a 100 km/h (segun- dos): 4.6 seg

Velocidad máxima (km/h): 250 

Precio: $674,900