Todo lo que necesitas saber si quieres un auto híbrido

¿Cómo recargar la batería?  ¿Es más costoso su mantenimiento?  ¿Estoy exento de impuestos?  Una guía sobre lo que debes saber de tu nuevo auto ecológico

Los autos eléctricos e híbridos están dejando de ser parte de un pequeño nicho en el mercado: de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz su incremento en ventas durante enero de este año fue de 323.6% con respecto al mismo periodo de 2016. De las 593 unidades de vehículos ecológicos que se vendieron en el periodo, 564 fueron híbridos, por lo que se colocan como la opción predilecta para los mexicanos que apuestan por alternativas de movilidad más verdes.

Si ya eres dueño o estás por adquirir un auto híbrido, Cristofer Delgado, vicepresidente de calidad e inspección de KAVAK, la startup mexicana que está renovando el mercado de compra y venta de autos usados en México, te explica algunas de las cuestiones mecánicas, de rendimiento y otras consideraciones importantes que debes tomar en cuenta.

Cómo funcionan ambos motores

Los autos híbridos se clasifican de acuerdo con cómo aprovechan la energía. Los híbridos serie, propulsados por el motor eléctrico, reciben carga a través de un generador accionado por el motor de combustión interna. En cambio, los autos híbridos en paralelo funcionan interactuando los dos motores de forma individual o simultánea. La manera en que alternan las fuentes de propulsión es automática, es decir, el auto identifica cuándo es mejor recurrir a la fuente eléctrica del auto o a la gasolina.

Recarga de batería

Los autos completamente eléctricos, y algunos híbridos, recurren a las tomas eléctricas para recargar batería. Autos como el Toyota Prius, comercializado en México, no cuentan con sistema plug-in, por lo que no deberás preocuparte por eso. Si tienes un modelo enchufable, debes saber que no es diferente a recargar un celular o una computadora. Los conectores incluídos con el auto son las mismas de los hogares. Es importante que la instalación tenga conexión a tierra y que haya una toma de corriente cercana a donde se estacione el auto. La vida útil de tu batería será de entre 8 a 10 años.

Mantenimiento

Los ciclos de mantenimiento son específicos de cada marca aunque no resulta muy diferente de las recomendaciones para un auto convencional. Podría parecer que el costo de mantenimiento es mucho mayor en un auto híbrido, pero en realidad tiene un rango similar al de los demás coches, además de que no resultan ser muchos los componentes de desgaste en los motores eléctricos que tendrían que reemplazarse. Por ejemplo, gracias al aprovechamiento del frenado regenerativo, el desgaste de las pastillas de freno es menor, ya que no se utilizan tanto como en un auto convencional.

Es importante estar atento a las necesidades de mantenimiento que dicta el manual de servicio de cada auto, aunque para los componentes eléctricos lo mejor es evitar la manipulación por seguridad propia y del mismo auto. El funcionamiento del motor de combustión interna es convencional, por lo que las revisiones habituales como la revisión de líquidos entre otros se puede realizar desde la comodidad del hogar.

Verificación

El Hoy No Circula y la Contingencia dejará ser una preocupación para ti. Al ser alternativas de movilidad que buscan reducir las emisiones, la Secretaría del Medio Ambiente te otorgará una exención de la verificación vehicular y limitaciones de los programas de restricción vehicular. Para hacer válido debes realizar el trámite de la constancia de exento válida por ocho años.

Beneficios fiscales y otras exenciones

El año pasado el congreso aprobó incentivos fiscales para los autos eléctricos e híbridos, es decir, como dueño de uno podrás tener un monto diario de deducción de 285 pesos. Tu auto no paga tenencia, Impuesto al Valor Agregado (IVA) ni el lmpuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN).

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) también estimula el uso de autos que usan la electricidad como fuente de energía con la instalación gratuita de medidores independientes, lo que te permitirá un ahorro aproximado de 40% respecto a la facturación con un solo medidor para el hogar y tu coche. La carga de un auto costaría, en promedio, entre 20 y 80 pesos.

Fuente: Kavak