Nuestros sitios
Compartir

5 datos que nadie conoce de las camionetas Mercedes-Benz

Por: Luis Arteaga 17 Feb 2022
Las camionetas de trabajo han jugado un papel muy importante en Mercedes-Benz

					5 datos que nadie conoce de las camionetas Mercedes-Benz

Aunque a todos le interesen más sus modelos con apellido AMG, lo cierto es que las camionetas de trabajo han jugado un papel clave en la historia de Mercedes-Benz.

La nueva EQA de Mercedes-EQ: Una SUV totalmente libre de emisiones

Sin embargo, como la rama industrial no entra tanto por los ojos, existen estas 5 datos que nadie conoce de las camionetas Mercedes-Benz.

Estos son los 5 datos que nadie conoce de las camionetas Mercedes-Benz

Ampliaron la cartera de productos de la marca

Este video te puede interesar

La marca, en un principio, contaba con una gama formada por turismos descapotables, pero hace 125 años, en 1886, se ampliaron las miras de las mismas: apareció no solo el primer cupé del fabricante.

También fue la primera camioneta de reparto de la compañía.

Denominada como “vehículo de reparto Benz” se mencionó por primera vez en un catálogo de Benz & Cie de mayo de 1896.

En el que se decía de ella que era un”vehículo de motor patentado de diseño específico para el reparto de mercancías, con un motor de 5 caballos de potencia”.

La primera fue francesa

A pesar de que fuera inventada en Alemania, fueron otros dos mercados los que recibieron mejor la idea: Gran Bretaña y Francia, siendo ésta la que recibió el primer ejemplar de la furgoneta de Mercedes.

Fue el 5 de diciembre de 1896, cuando se entregó en París para los grandes almacenes “Du Bon Marché” que, como indicaba el fabricante, aprovecharon los laterales del modelo para lucir la publicidad de su negocio.

Un diseño rudimentario, pero un uso óptimo del espacio

Empleaba el chasis de los modelos “Victoria” y “Vis-à-Vis”, aunque con modificaciones para poder optimizar el espacio de carga, en el que se podían llevar hasta 300 kilos.

El conductor y la zona de carga estaban al mismo nivel. Aquél iba sentado directamente sobre el eje delantero, lo que no debía ser particularmente cómodo (ruedas de madera y neumáticos de goma maciza).

El motor iba debajo del área de carga para no restar espacio.

5 caballos de fuerza en potencia

Hablamos de los albores de la automoción, por lo que es normal que emplease un motor que, aún siendo grande, tuviera un rendimiento comedido:

Un bloque monocilíndrico de 2.9 litros que desarrollaba una potencia de 5 caballos de fuerza (3,7 kW).

Empleaba tres relaciones de transmisión (poleas escalonadas, engranaje planetario y contra eje), era capaz de alcanzar los 15 km/h con carga máxima y podía superar pendientes de hasta el 10%.

Una producción desconocida

El encargo de los grandes almacenes parisinos es uno de los pocos que están documentados, pero se desconoce el número de clientes que llevaron encargos de la furgoneta.

Los que lo hicieran tuvieron que pagar 4,500 marcos, los primeros 1,500 por adelantado a la hora de hacer el pedido y el resto cuando se entregaba el vehículo.

Por: Mario Herráez – Auto Bild España

Mercedes-Benz se prepara para ser totalmente eléctrico