Nuestros sitios
Compartir

La increíble historia del Alfa Romeo 75 Twin Spark

Por: Redacción AutoBild 03 Mar 2021
En este #JuevesDeClásicos presentamos la historia del Alfa Romeo 75 Twin Spark.

					La increíble historia del Alfa Romeo 75 Twin Spark

Como todo, el Alfa Romeo 75 Twin Spark estuvo un buen tiempo en su fase ‘valle’, en cuanto a cotización.

El Alfa Romeo Giulietta 2021 con gran espíritu deportivo

Porque aunque en su momento Alfa Romeo no era precisamente un fabricante barato y menos en países como España.

Este video te puede interesar

En los años 90-2000, el Alfa 75 era considerado por muchos una berlina “vieja”, ajena a las redondeadas modas de la época y, si nos apuras, con una mecánica “desfasada” y problemática.

Sin embargo, es ahora cuando nos vamos a centrar en esto último para contarte la increíble historia del Alfa Romeo 75 Twin Spark, que ya es un nuevo-antiguo objeto de deseo entre los que saben de esto…

La marca italiana no desembarcó en países como España con el mejor pie, precisamente.

La historia de Alfa Romeo en España

Corrían los años 80, España entraba en el Mercado Común y la competencia empezaba a ser feroz, hasta para los coches de producción nacional, a los que no les vino nada bien este ‘intrusismo’.

Ni siquiera cuando los recién llegados tenían modelos que a lo mejor ni siquiera eran comparables con ellos.

Pero ahí estaban, en un catálogo cada vez más amplio y con unas líneas y unas prestaciones capaces de seducir a quienes querían distinguirse ellos también -y ahora podían permitírselo-.

Alfa Romeo, además, se presentaba con vehículos que enseguida empezaron a tener aquí fama de poco fiables.

Y hoy es justo reconocer que sus mecánicas, cuando menos, eran mucho más sofisticadas que las de otros competidores.

Por lo que requerían conocimientos de las mismas bastante más profundos que los que quizás tenían la mayoría de los talleres multimarca de entonces .

Por si fuera poco, también sabemos hoy que el desembarco de modelos y campañas de publicidad fue bastante más rápido que el que habría cabido esperar en cuanto a la necesaria red de talleres oficiales, lo que no ayudó en absoluto a la reputación ni a las ventas.

Y también por eso, tanto el Alfa Romeo 75 como su tecnología no siempre fueron lo suficientemente conocidos ni apreciados en mercados como el español.

El Alfa Romeo 75 Twin Spark

Así, el Alfa 75 (1985), que ya de por sí era una berlina señorial, de acuerdo con los gustos de entonces y distinguida, por su escasez, chasis y ‘performances’, como se decían entonces (leído así, como se escribe), presumía además de contar con una configuración y ciertas tecnologías para hacer las delicias de los verdaderos entendidos en una marca legendaria y en el automóvil en general.

Pero es que además, al margen de sobrealimentarla (como en la versión Turbo), dotarla de un motor más ‘gordo’ (Alfa Romeo 3.0 America) o de todo tipo de spoilers y demás añadidos aerodinámicos (como en el Alfa 75 1.8i Turbo Evoluzione).

La firma ofreció interesantes soluciones técnicas para vitaminar sus coches sin necesidad de estos ‘trucos’.

Así, por ejemplo, en 1987, el motor de dos litros de del Alfa 75 recibió las siglas TS (Twin Spark): esta tecnología (foto bajo estas líneas) trataba de aplicar a un automóvil de producción, por primera vez en la historia, el doble encendido del cilindro, que tan buen resultado les había dado en competición: diferenciar los tiempos de encendido y variarlos suponía aumentar la potencia, mejorar las prestaciones y el rendimiento y mejorar, por tanto los consumos.

Curiosamente, estas innovaciones, que en teoría procedían del campo de la aviación, ya las había testado el propio fabricante de vehículos en 1914, pero no se recuperaron hasta 1976.

Tras el éxito del experimento en el Alfa Romeo 75 TS (con 1.962 cc, que elevaba su potencia hasta unos nada despreciables 148 CV), los motores Twin Spark de 8 válvulas estuvieron presentes también en los Alfa Romeo 164,155. Y más tarde, ya con bloques de 4 válvulas por cilindro (16 V), en los 145, 146, 147 155, 156, GT, GTV, Spider.

Con todo, la historia del Alfa Romeo 75 Twin Spark ha ayudado a que este ‘clásico reciente’ (o young timer) se haya revalorizado lo suyo incluso en sus versiones más básicas y, en un estado correcto y bien mantenido, sea hoy una opción muy razonable para disfrutar de un vehículo histórico amplio, cómodo, con cierto nervio, un gran chasis, tracción trasera… y el ‘último Alfa de verdad’, pues fue el último en ser desarrollado por la marca antes de que pasara a ser parte del Grupo Fiat, hoy Stellantis.

Por: Rodrigo Fersainz – Auto Bild España

Museo Alfa Romeo: celebra el 110 aniversario de la marca

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?