Nuestros sitios
Compartir

El Honda NSX fue llamado el ‘antiferrari’

Por: Luis Arteaga 30 Sep 2021
El Honda NSX apareció en 1990, pero llevaba gestándose más de media década.

					El Honda NSX fue llamado el ‘antiferrari’

El Honda NSX apareció en 1990, pero llevaba gestándose más de media década. Ese era el nivel de perfeccionismo de los japoneses en aquel entonces.

ESPECIAL: Estos son los mejores conceptos de Honda

A los ejecutivos de Honda se les había metido entre ceja y ceja competir con los Porsche 911 y Ferrari 328 GTB. Y vaya si lo hicieron.

Este video te puede interesar

Con una joya que dejó al mundo anonadado cuando salió al mercado y que hoy se ha convertido en una de esas legendarias y eternas viejas glorias: Honda NSX, el ‘antiferrari’, como se le conoció.

Un deportivo cuya primera generación acumuló en 15 años una historia llena de curiosidades… y de fans incondicionales.

Es famoso, por ejemplo, que la carrocería se basó en el trabajo hecho con Pininfarina en 1984.

Pero es menos conocido que el diseño del habitáculo, colocado muy adelante, en forma de burbuja y totalmente rodeado de vidrio, estaba inspirado en la carlinga del caza F-16 americano.

La idea era que, como este, le diera al piloto una visibilidad de casi 360 grados. Muchas más cosas venían de la Fórmula 1 y otras competiciones en las que Honda estaba involucrada en aquellos años.

El Honda NSX fue llamado el ‘antiferrari’ 0

El Honda NSX era un coche revolucionario en muchos aspectos

Es modelo fue un adelantado a sus tiempos, primero porque fue el primero de producción masiva con carrocería de aluminio.

Algo que lo encareció muchísimo, aunque le ahorró 200 kg de peso. Pero es que también la suspensión era de este mismo material.

Y, según Gordon Murray, creador del McLaren F1, era “impresionante”. No es para menos, pues a afinarla contribuyó el mismísimo Ayrton Senna.

El motor era un V6 DOCH VTEC de 3.0 litros con distribución variable. Con su transmisión manual de cinco marchas, su velocidad punta era de 270 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos.

Sin embargo, lo increíble de este propulsor era la tecnología que desplegaba para la época:

Microprocesador de ocho bits para controlar electrónicamente el acelerador, el cigüeñal, la temperatura del líquido refrigerante y del aire de admisión…

También un sistema de encendido con bobina para cada bujía, como el que llevaba el McLaren de Fórmula 1 de la época.

O un sensor detrás del árbol de levas para la ignición, controlando que la chispa fuese homogénea y estable hasta las 8.000 vueltas.

Todas estas innovaciones hacían de él un coche para auténticos especialistas.

Honda NSX

También fue inspiración para el McLaren F1

De hecho, es sabido que Gordon Murray lo tomó como inspiración para el McLaren F1, que estaba desarrollando justo en ese momento.

Tan adelantado era para su época que estuvo 15 años (hasta 2005) en producción sin que le pesara realmente.

Solo un restyling necesitó, en 2001, básicamente para sustituir los ochenteros faros escamoteables por unos grupos ópticos más acordes con el momento.

Después, estuvo 10 años en el dique seco hasta que la marca por fin se decidió a darle otra oportunidad, esta vez como deportivo híbrido.

Pero esa es otra historia; una que todavía continúa, y que recoge el testigo de esta gran vieja gloria: Honda NSX.

Por: Iván Fombella – Auto Bild España

Estos modelos Honda son ideales para parejas jóvenes

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!