Nuestros sitios
Compartir

El Ferrari 296 GTB equipa un V6 híbrido

Por: Luis Arteaga 24 Jun 2021
Ferrari 296 GTB es parte de los súper deportivos que han recurrido a la electrificación para mejorar su rendimiento.

					El Ferrari 296 GTB equipa un V6 híbrido

Cuando Ferrari presenta un nuevo modelo, el mundo se detiene. Especialmente si es un lanzamiento tan importante como el que ha tenido lugar recientemente.

Ferrari apostaría por más autos “populares”

Y es que la firma de Maranello acaba de ampliar su oferta de modelos híbridos con un nuevo vehículo, el Ferrari 296 GTB.

Este video te puede interesar

Se trata de un superdeportivo híbrido enchufable que ha sido concebido como el sustituto natural del Ferrari F8 Tributo y como rival natural del McLaren Artura.

De este modo, el 296 GTB pasa a formar parte de los superdeportivos de la marca que han recurrido a la electrificación para mejorar tanto su rendimiento como el consumo y las emisiones.

Ya lo hicieron con el Ferrari SF90 Stradale hace ahora algo más de un año, y el nuevo modelo busca mejorar las prestaciones de los vehículos de la marca mientras lanza un dardo a sus competidores más directos.

Ferrari 296 GTB

Más detalles del Nuevo Ferrari 296 GTB

Hablemos en primer lugar de su imagen. Como puedes observar, el nuevo 296 GTB bebe directamente del lenguaje de diseño del SF90 Stradale.

Tenemos un superdeportivo de motor central con un frontal muy afilado, un parachoques que integra una gran entrada de aire, un splitter en la parte inferior y una pareja de faros de LED con una firma lumínica propia.

Desde el lateral se aprecia su silueta imponente, con los pilares A terminados en negro, espejos retrovisores sobre las puertas y grandes entradas de aire delante de los pasos de rueda traseros.

Y en la zaga, una cubierta de cristal protege el compartimento del motor, un alerón trasero genera hasta 360 kg de carga aerodinámica a 250 km/h.

Unos pilotos de LED iluminan su posición y un sistema de escape central acompañado de un difusor refuerza su estilo deportivo a la vez que mejoran su rendimiento.

Todo el conjunto está rematado por unas llantas en diseño de cinco radios y doble medida de serie.

El Ferrari 296 GTB equipa un V6 híbrido 1

El Ferrari 296 GTB es apenas 46 mm más corto que el Ferrari F8 Tributo al que sustituye en la actual cartera de productos, con 50 mm menos de distancia entre ejes.

Registra un peso de 1.470 kg, o lo que es lo mismo 35 kg más que el F8 Tributo. Ferrari, por su parte, ofrece un paquete opcional denominado Assetto Fiorano package.

Éste permite incluir amortiguadores multimatic, partes de la carrocería en fibra de carbono, luneta trasera compuesta y neumáticos Michelin Sport Cup 2 R.

Esto permite ahorrar 12 kilos de peso, o hasta 19 kg si se equipan las llantas opcionales de carbono.

Interior enfocado en el conductor

En lo que respecta al interior, tenemos un habitáculo sobrio, minimalista y enfocado en el conductor.

La pantalla del cuadro de instrumentos y una unidad secundaria para el asiento del pasajero son todas las pantallas que encontramos en el habitáculo.

El volante de carbono, la consola inferior dividida y unos asientos deportivos completan el habitáculo.

Además, dentro del paquete Assetto Fiorano package se incluye, además de una decoración inspirada en el Ferrari 250 LM, unos asientos baquet de carbono con arneses de cuatro puntos.

Pero la gran novedad es el sistema de propulsión híbrido enchufable que impulsa al 296 GTB.

La base es una mecánica V6 biturbo de 2.9 litros que genera 653 caballos de fuerza en potencia, lo que resulta en una potencia específica de 217 hp/litro.

Un segundo motor, en este caso eléctrico, genera 163 caballos de fuerza.

El Ferrari 296 GTB equipa un V6 híbrido 2

Los 818 caballos de fuerza combinado son gestionados mediante una caja de cambios automática de ocho velocidades.

Mientras tanto, una batería de iones de litio de 7.45 kWh permite al nuevo Ferrari híbrido enchufable recorrer hasta 25 kilómetros con una sola carga.

También ofrece un rendimiento mejorado, con un 0 a 100 km/h en 2.9 segundos, un 0-200 km/h en 7.3 segundos y una velocidad máxima de 330 km/h.

Esto significa que es hasta 0.3 segundos más rápido en el 0 a 200 km/h que el F8 Tributo.

Además, puede recorrer la pista de Fiorano en 1.5 segundos menos que su predecesor, con un tiempo de vuelta de 1:21.

Por: Aarón Pérez – Auto Bild España

Ferrari ya prepara su primer eléctrico para 2025

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!