Nuestros sitios
Compartir

Grandes autos que no triunfaron: Citroën C3 Pluriel

Por: Luis Arteaga 06 Abr 2022
Esta es una nueva entrega de grandes autos que no triunfaron en el mercado.

					Grandes autos que no triunfaron: Citroën C3 Pluriel

Nueva entrega de grandes autos que no triunfaron, y esta vez el protagonismo es para el Citroën C3 Pluriel.

Grandes autos que no triunfaron: Volkswagen Phaeton

La idea de sus creadores era coger el testigo que hace años había dejado el Citroën 2CV, pero el objetivo era difícil de conseguir.

Este video te puede interesar

No pudo recoger ese guante, y su peculiar diseño no le dejó posicionarse correctamente. Un coche que no triunfó y que se une a cientos de coches que fracasaron. ¿A ti te gustó?

A muchos ni siquiera les sonará. El Citroën C3 Pluriel llamaba mucho la atención por su estética, aunque no siempre conseguía lo que estaba buscando.

Pese a ello, es uno de los coches más originales que la marca ha tenido en los últimos años, siendo un descapotable que tomaba inspiración de otros coches de la marca.

Para muchos se trata del descapotable más triste que se haya construido. Pero todo esto son opiniones.

Para su construcción se optó, lógicamente, por la plataforma de uno de los compactos más prácticos de su tiempo, su hermano con el que compartía nombre.

Contaba con un arriesgado sistema con múltiples opciones para dejar el cielo como techo, un sistema que fue su perdición.

No, no gustó a la mayoría de clientes, ni a los amantes de los descapotables ni a los de los utilitarios. Y terminó fracasando.

Grandes autos que no triunfaron: Citroën C3 Pluriel 0

Grandes autos que no triunfaron: Citroën C3 Pluriel

El Citroën C3 Pluriel comenzó a venderse en 2003. Lo hizo con dos mecánicas de gasolina distintas, aunque llegaría en unos años una opción diésel.

Pese a que un descapotable no es el coche más práctico que puedes comprar, este era especialmente poco práctico.

Sus capacidades dinámicas no eran las mejores y su estructura no hacia más que empeorar el conjunto.

Según las pruebas de larga duración no toleraba bien el paso del tiempo y los kilómetros.

Para destaparlo se podía optar por diferentes opciones. La más conocida era la de retirar su techo de lona hacia atrás, una maniobra sencilla que recuerda a los Fiat 500C.

Igualmente, se podía retirar junto con la luneta trasera. Si bien, todo ello quedaba guardado en el maletero, un baúl de escasos litros de cubicaje.

Para terminar con las opciones para hacer convertible este coche, estaba la posibilidad de retirar los arcos laterales.

Pero había un problema importante, y era sencillamente que debías de dejarlos en casa.

Citroën C3 Pluriel

No era un auto para todo tipo de clima

Si la meteorología jugaba en tu contra ese día no podías colocar la capota, aunque tenías una funda protectora para el habitáculo. Eso sí, con ella era imposible conducir.

Y otra mala noticia. Para los que sí les convenza, en el mercado de segunda mano hay opciones pero no son precisamente baratas.

No lo son teniendo en cuenta los inconvenientes de conducir este coche. Eso sí, siempre hemos dicho que para gustos… ¡colores!

Aunque objetivamente este descapotable era uno de los menos prácticos que la industria ha creado.

Y a nivel estético, algo que siempre debe acompañar a un buen descapotable, tampoco convencía. ¿Qué pasó aquí Citroën?

Por: Enrique León – Auto Bild España

Grandes autos que no triunfaron: Nissan Cube

¿Qué tema te interesa?