Nuestros sitios
Compartir

Grandes autos que no triunfaron: Nissan Cube

Por: Luis Arteaga 16 Feb 2022
Hoy hablamos de un vehículo que salió de su zona de confort y acabó forzando su desaparición.

					Grandes autos que no triunfaron: Nissan Cube

Hoy hablamos de un vehículo que salió de su zona de confort y acabó forzando su desaparición. En este caso, hablamos del Nissan Cube.

El Nissan Sentra es un caso de éxito digital

A lo largo de la historia ha habido una serie de autos que se han convertido en verdaderos éxitos comerciales.

Este video te puede interesar

Otros, por el contrario, han pasado sin plena ni gloria por ser un concepto equívoco de lo que demandaba el mercado.

El Nissan Cube es un monovolumen de segmento B fabricado en Japón que se comercializó desde 1998 y hasta 2019 en diferentes mercados.

Estuvo disponible en tres generaciones, aunque no fue hasta la última, la que se presentó en el Salón del Automóvil de Los Ángeles de 2008, cuando el Cube salió de las fronteras japonesas.

La tercera generación, conocida con el código interno Z12, se presenta al gran público en Los Ángeles el 19 de noviembre de 2019, el mismo día que arrancaron oficialmente sus ventas en Japón.

Este monovolumen de segmento B estaba basado en la plataforma B de vehículos de tracción delantera de la Alianza Renault-Nissan y llevaba a un siguiente nivel el concepto de Kei car.

Los Kei car son coches muy populares en el mercado japonés. Se trata de vehículos de tamaño muy reducido, formas rectangulares, muy estrechos, cortos y altos.

Están diseñados para desplazarse en ciudades congestionadas como Tokio.

Masificadas y con poco espacio reservado para los vehículos, por lo que los aparcamientos son pequeños y los aparcamientos muy reducidos.

Grandes autos que no triunfaron: Nissan Cube 0

El Nissan Cube quería ir un paso adelante

El Cube iba un paso más allá porque la idea de Nissan era importarlo más allá de las fronteras del país asiático.

Así, las medidas del monovolumen urbano eran más grandes que las de su predecesor, con 3.98 metros de longitud, 1.69 metros de ancho y 1.68 metros de alto.

La distancia entre ejes, en este caso, alcanzaba los 2,53 metros.

Esto significaba que era casi igual de ancho que de alto (1 cm de diferencia), de ahí que Nissan eligiera la denominación comercial Cube (cubo en inglés) para definir al vehículo.

A nivel mecánico, la versión que lleva a España en 2010 cuenta con dos opciones entre las que elegir.

Por un lado, un motor de gasolina de 1.6 litros y aspiración natural con 108 caballos de fuerza. Por otro, el famoso motor diésel K9 de Renault, un 1.5 dCi de 108 caballos de fuerza.

Los motores estaban disponibles con cambio manual o automático de tipo CVT (solo en el 1.6 de gasolina).

El diseño exterior era muy japonés, con superficies planas y formas rectangulares.

El frontal integraba la parrilla y los faros en una sola pieza, mientras que las ventanas laterales y la luneta trasera se unían en una falsa única pieza al crear una ilusión óptica en el pilar C.

El portón del maletero (255 litros) se abre lateralmente, y se sitúa sobre los característicos pilotos traseros.

Nissan Cube

Dentro se repetía la misma filosofía de diseño.

Nissan apostó por un concepto con bastante amplitud, uniendo los asientos delanteros en una sola pieza (como el Fiat Multipla, pero sin asiento central disponible) en determinados mercados.

El volante daba paso a un cuadro de instrumentos analógico, un sistema de sonido con pantalla y llamativo un climatizador redondo.

Una vida comercial que duró unos pocos meses

En febrero de 2010 da comienzo oficialmente las ventas en España del Nissan Cube con dos motores y cuatro niveles de acabado: Tekna, Urban, Limited Edition y Premium.

Sin embargo, el modelo no termina de despegar y apenas unos meses después de su comercialización, Nissan se plantea retirarlo del mercado europeo.

El anuncio definitivo llega a principios de 2011.

El modelo saldría del mercado de forma progresiva, reduciendo poco a poco su gama y eliminando versiones como el Limited Edition.

Las ventas se extienden hasta el segundo semestre de 2011, cuando la compañía japonesa toma la decisión final de retirarlo definitivamente del mercado español.

Tal vez por su diseño, o quizá por su feroz competencia (modelos como el Seat Altea o el Ford C-Max pugnaban contra el Nissan Cube) provocaron que el monovolumen asiático no triunfara.

Tampoco ayudó a que los SUV acabaran de irrumpir en el mercado y que el concepto monovolumen empezara su declive hasta acabar casi extinto en la actualidad.

Por: Aarón Pérez – Auto Bild de España

Nissan Z y sus elementos de diseño emblemáticos

¿Qué tema te interesa?