Nuestros sitios
Compartir

Grandes autos que no triunfaron: Volkswagen Phaeton

Por: Luis Arteaga 23 Feb 2022
El Volkswagen Phaeton fue un grandísimo auto, sí, pero también grandísimo fracaso.

					Grandes autos que no triunfaron: Volkswagen Phaeton

El Volkswagen Phaeton fue un grandísimo auto, sí, pero también grandísimo fracaso. Y no, no por el auto en sí, el coche era muy bueno. A día de hoy, sigue siéndolo.

La increíble historia del Volkswagen Golf R32

Les vamos a contar varios puntos de su desarrollo que os impresionarán.

Este video te puede interesar

Pero el cliente no quiso comprarlo, el cliente no entendió que podía salir del confort que aportan las tres clásicas marcas premium.

Y, finalmente, el Volkswagen Phaeton no triunfó. Una pena.

Sin duda se trata de uno de los grandes coches que no triunfaron más populares del mercado. Hace años conversaba con una empleada de un concesionario de Volkswagen sobre este hecho.

Le decía que el Phaeton no había conseguido lo que el Volkswagen Touareg sí consiguió después.

Hablamos de irrumpir en el mercado premium y salir indemne. Y lo que es más complicado aún, mantenerse en el mismo.

Grandes autos que no triunfaron: Volkswagen Phaeton 0

El Volkswagen Touareg va por su tercera generación y parece que los años no han pasado por él, ¡sigue igual de fuerte! El que fue por unos años su hermano, el Volkswagen Phaeton, no corrió tanta suerte.

Y así fue, hay un buen número de informes que respaldan que la Volkswagen no lo consiguió con el Phaeton, aunque lo hiciera con el Touareg.

Un fracaso que se debió a diferentes factores.

En primer lugar, y más importante, este gran sedán no cumplió con los objetivos.

La marca había previsto contar en su factoría acristalada de Dresden con una capacidad de producción de 20.000 unidades cada año.

Incluso la compañía hablaba de posibilidades de llegar a las 50.000 unidades producidas al año.

En 15 años de producción tan solo se construyeron 84.253 unidades, un número que no podía justificar la producción de la berlina de representación de la marca.

Y su desarrollo había sido alucinante, sí, ¡alucinante! Fue una idea del propio Ferdinand Piëch, entonces máximo mandatario del Grupo Volkswagen.

Quería luchar contra Audi, BMW y Mercedes, y con ello consolidar la imagen de la marca. Para ello el propio CEO dio una lista de 10 parámetros que se requerían cumplir.

Algunas de ellas fueron que el auto debía ser capaz de soportar el estar en marcha durante un día completo a 300 km/h.

Con una temperatura exterior de 50 °C manteniendo a la vez una temperatura interior de 21 °C. ¡Qué locura! Y eso no fue todo, pues la mayoría de exigencias no salieron a la luz.

Grandes autos que no triunfaron: Volkswagen Phaeton

La marca presentó en 1999 un atractivo prototipo que sería la inspiración del Volkswagen Phaeton en su versión de producción.

Pero el resultado no fue tan atractivo como el propio concepto, el cual generó mucha expectación. Y no será por la inversión, pues la marca no escatimó.

La marca podría haber utilizado la infraestructura de la compañía para producir el Phaeton, pero al contrario de lo lógico levantó la Gläserne Manufaktur.

Una fábrica en Dresden creada para la producción del Phaeton. Una de las plantas más avanzadas de entonces.

Volkswagen Phaeton

El Volkswagen Phaeton acumuló más de 100 patentes nuevas de Volkswagen. Pero quizás, cometió un gran error no delegando el trabajo en marcas del grupo con más tradición en el segmento del lujo.

Según Automotive News, la marca soportó unas pérdidas estimadas en torno a 28.101 euros por cada Volkswagen Phaeton vendido.

Y es que se estima que Volkswagen habría invertido 2.000 millones de euros en el modelo.

Por: Enrique León – Auto Bild España

La increíble historia del Volkswagen Passat