Nuestros sitios
Compartir

Guerra de Ucrania dispara el precio del paladio

Por: Luis Arteaga 01 Mar 2022
Las primeras víctimas y las más importantes en una guerra son siempre las personas.

					Guerra de Ucrania dispara el precio del paladio

Las primeras víctimas y las más importantes en una guerra son siempre las personas y lo que ocurre en Ucrania no es la excepción.

La Fórmula 1 canceló el Gran Premio de Rusia

No solo aquellas que pierden la vida, sino también aquellas que deben abandonar sus hogares para conservarla.

Este video te puede interesar

Pero la guerra produce también otros daños. Hay una nueva amenaza a la automoción:

La guerra de Ucrania dispara el precio del paladio, del que Rusia es el principal productor mundial.

Los más supersticiosos pensarán que a la industria del automóvil le ha caído algún tipo de maldición, porque no le pueden ir peor las cosas en tan poco tiempo.

Fue uno de los sectores más castigados cuando la crisis financiera de 2008 y, cuando empezaba a recuperarse, llegó una pandemia.

Luego la crisis de los semiconductores y, ahora, una nueva amenaza: la guerra de Ucrania.

¿Y en qué afecta el conflicto bélico que se está desarrollando en el este de Europa?

Pues en que Rusia es el principal productor de paladio, un metal precioso que se utiliza para reducir las emisiones de los automóviles y cumplir con las normativas anticontaminación, cada vez más severas.

La guerra de Ucrania dispara el precio del paladio, del que Rusia es el principal productor mundial

Mucho se habla últimamente de las consecuencias que tendrá la guerra de Ucrania sobre el precio de la energía, especialmente, del gas.

Pero también las habrá para otras materias primas que son clave para la industria automotriz.

Como recogen los compañeros de Business Insider, Rusia es el principal productor mundial de paladio, un metal precioso cuyas propiedades químicas permiten absorber el hidrógeno en grandes cantidades.

Se utiliza en los catalizadores de los vehículos para atrapar las emisiones, antes de salir por el tubo de escape.

En los motores de gasolina, el paladio transforma el hidrocarburo en óxido nítrico y oxígeno.

Mientras que, en los motores diésel, convierte el monóxido de carbono en dióxido de carbono y el óxido nítrico en dióxido de carbono y agua.

Este material alcanzó su precio máximo en los últimos cinco años el pasado lunes, tras experimentar una subida del 7%, rozando los 2,500 dólares por onza (1 onza = 28,3 gr).

Ya en abril del año pasado llegó a superar los 2.800 euros, debido al incremento de la demanda, motivada por la necesidad de cumplir con los objetivos de reducción de emisiones.

Sin embargo, desde agosto de 2021, el precio del paladio había bajado. Rusia produce el 38% del paladio mundial, según la consultora Alix Partners, y la empresa rusa Nornickel es la principal del sector.

En 2021, aumentó su facturación un 15% con respecto al año anterior.

Como dijo Mark Wakefield, un analista de la mencionada consultora a Reuters, “es difícil pensar en el sector global de la automoción sin contar con paladio procedente de Rusia”.

Guerra de Ucrania dispara el precio del paladio 0

Los efectos no se sentirán hasta dentro de seis meses

No obstante, el impacto de la guerra en el suministro de paladio no se sentirá hasta dentro de seis meses, según Alix Partners, ya que de momento hay stock.

Sin embargo, algunos fabricantes como la división de camiones de Volvo ya se muestran preocupados:

“Es algo muy muy serio”, asegura el director de tecnología de la compañía, Lars Stenqvist, al New York Times.

Según JD Power y LMC Automotive, las primeras estimaciones del impacto que tendrá la guerra de Ucrania para la industria del automóvil hablan de un recorte en las ventas mundiales de 400.000 unidades.

En un año en el que se preveía una recuperación de la escasez de microchips a partir de verano.

Ucrania

¿Una oportunidad para el coche eléctrico?

A menudo, una mala noticia trae consigo otra buena. O, al menos, un efecto rebote que puede ser positivo.

Y es que esta nueva amenaza que se cierne sobre el sector de la automoción podría beneficiar a los coches eléctricos, al no requerir el paladio.

Por este motivo, muchos observadores mundiales preveían que el precio de esta materia fuera cayendo, pero la guerra lo ha vuelto a disparar.

Habrá que esperar a ver la evolución del conflicto armado, pero, si lamentablemente se alarga demasiado en el tiempo, podría beneficiar a los fabricantes de coches eléctricos.

Por: Álvaro Escobar – Auto Bild España

¿Cómo afecta el conflicto en Ucrania a la industria automotriz?