Noticias Lanzamientos
Estás leyendo:
Autoshows Ginebra, lo que callamos los periodistas
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Autoshows

Ginebra, lo que callamos los periodistas

Todo el glamour que puedes ver en un Auto Show como el de Ginebra queda plasmado en imágenes preseleccionadas cuidadosamente para eliminar las otras 230 tomas en las que se te atravesó un oriental.
Ginebra, lo que callamos los periodistas

Todo el glamour que puedes ver en un Auto Show como el de Ginebra queda plasmado en imágenes preseleccionadas cuidadosamente para eliminar las otras 230 tomas en las que se te atravesó un oriental.

Un par de días del otro lado del mundo. Un par de días del otro lado del mundo.

Hay una historia detrás de todas las coberturas de Auto Show, en este caso les compartiré un poco de mi experiencia en Ginebra y para ello usaré la infalible técnica de los ‘5 puntos 5′ que necesitas saber sobre una cobertura.

  1. El hecho de trasladarte a otro país para hacer una cobertura de a penas unas horas. Para dar fe y legalidad de ello basta mencionar que escribo esto desde el aeropuerto durante una conexión de 7 horas que es más o menos el total de tiempo que pasé en el Auto Show en estos días. A ello hay que sumarle cuatro vuelos para un total de casi 24 horas en el aire. Obviamente el cuerpo resiente las diferencias de horarios y apenas comienzas a acostumbrarte tienes que volar de nuevo.
  2. El trabajo es duro, pues el hecho de que te apasione no impide que sea sumamente cansado ya que además del viaje hay que caminar y sudar cada uno de los stands dentro del salón. En promedio por ambos días del Auto Show caminé 18 kilómetros y tomé cerca de 800 fotos y 15 videos, además de tener una junta con mi jefe en medio del salón. Después de regresar cuatro veces con VW logré esto. La quinta fue la vencida. Después de regresar cuatro veces con VW logré esto. La quinta fue la vencida.
  3. Los asistentes lo ponen difícil y no es queja (es queja), pero ya es toda una costumbre que en cuanto se lanza un nuevo modelo y durante las siguientes horas, una horda de ‘periodistas’ asiáticos se apoderan del espacio para hacer como que hacen foto y video impidiendo al máximo que los demás hagamos nuestra labor. Si notaste que escribí entrecomillada la palabra periodistas es porque nos han llegado rumores que al menos el 70% de estos supuestos periodistas son en realidad ingenieros contratados por empresas proveedoras para la industria automotriz, de ahí que no sea raro verlos midiendo tornillos o fotografiando los autos por debajo o en rincones muy específicos. En lo personal los he visto midiendo partes con herramienta de precisión. Tenía 30 segundos de haberle cerrado las puertas para tomar foto. Tenía 30 segundos de haberle cerrado las puertas para tomar foto.
  4. Es un trabajo que no lo parece, pues incluso la familia llega a considerar que estar de ‘viaje’ tanto tiempo son más bien vacaciones y pues no… no lo son.
  5. En verdad no es queja, es un trabajo apasionante en el que afortunadamente contamos con el apoyo de gran parte de los fabricantes de autos a nivel mundial, además que la satisfacción de poder entregarte mes a mes un producto de gran calidad vale cada minuto invertido en hacerlo posible.

Bonus: incluso hay veces, y sobre todo en Ginebra, que tienes que esperar a que el vehículo sea mostrado a clientes que ahí mismo cierran la venta. –Sabemos de buena fuente que un Koenigsegg Jesko ya tiene dueño en México.

Aquí cerrando una venta con Koenigsegg. (No es el coleccionista mexicano). Aquí cerrando una venta con Koenigsegg. (No es el coleccionista mexicano).

Hay mucho más que contarte a cerca de las coberturas (que no viajes) que realizamos con el objetivo de llevar la información hasta tus manos, pero eso lo dejaremos para futuras ocasiones.

24 horas en el aire. 24 horas en el aire.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Notas relacionadas