PUBLICIDAD
BMW Individual M850i Night Sky de frente

BMW Individual M850i Night Sky: el Serie 8 hecho de meteorito

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

La división “Individual” de BMW, encargada de explorar posibilidades en cuanto a procesos de manufactura, materiales e incluso aplicaciones tecnológicas, han develado el último resultado de sus días de creatividad. Se trata de una variante de Serie 8 fuera de este mundo, literal.

El M850i Night Sky que observas en la imagen tiene como particularidad que ha sido tratado con diferentes aplicaciones hechas con restos de un meteorito, esto como forma de celebración de una de las lluvias de meteoros más intensas en las últimas décadas y que acaba de suceder la noche del  3 de enero pasado, debido a que nuestro planeta pasó muy cerca de la órbita del asteroide 2003 EH.

PUBLICIDAD

BMW Individual M850i Detalle espejo

El tratamiento espacial en el Serie 8 ha sido más profundo de lo que se podría notar, pues además del desafío técnico que supone la manipulación del material extraterrestre, éste ha sido incorporado a puntos muy específicos del habitáculo como en el botón de arranque, la palanca de velocidades, el control del sistema de infotenimiento y la consola central; con la precisión de corte e instalación que ello conlleva.

Del patrón Windmanstätten

Presente en prácticamente todo el auto, el “acabado” que se percibe en la composición de los meteoritos y que podría compararse de alguna forma con cristales de hielo, es resultado de la convivencia de rocas espaciales de hierro al ser pulidas o desgastadas por elementos ácidos. La estructura de formas rectas y a menudo anguladas derivan de un proceso de enfriamiento extremadamente lento, imposible de reproducir en la Tierra. El patrón fue observado por primera vez en el siglo 19 por diferentes científicos, entre ellos el austriaco Alois Von Beckh Windmanstätten, de quien recibe el apellido.

BMW Individual M850i Consola central a detalle

Así, vemos que el patrón ha sido replicado en las carcazas de los espejos laterales, en el barrenado de los discos de frenos o en las salidas de aire ubicadas por detras del paso de rueda delantero.

Además, hay otros detalles que suman para la experiencia de un “one of a kind” que no estará a la venta y cuyo objetivo es únicamente llevar la exclusividad a niveles poco sospechados: los asientos cuentan con patrones de costura únicos y materiales exclusivos. Para coronar la temática, se ha incluido una constelación iluminada con luces LED en la consola central.

Hablando específicamente de las pinzas de freno del M850i Night Sky, fueron manufacturadas en aluminio mediante un proceso de impresión en 3D con acabado biónico. Éste procedimiento lo que permitió fue que gracias a que mediante el diseño digital se pudieron reducir las superficies a las estrictamente necesarias para el funcionamiento de las pinzas de freno, lo que reduce la masa. Es importante aclarar que para que esto fuera posible tuvo que cambiarse la producción a un sistema aditivo, en lugar de la fundición tradicional.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD