PUBLICIDAD

Contacto: Mercedes AMG Experience

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Tuvimos un día lleno de adrenalina en la pista de Amozoc, Puebla, con toda la gama de vehículos AMG. Cerramos el día con el más radical de todos, el AMG GT R.

Ese día prometía mucho. La cita fue muy temprano para tomar las previsiones necesarias para llegar al Autódromo de Amozoc a tiempo y realizar todas las actividades que se tenían planeadas en la pista. Si todo iba sobre rieles, incluso tendríamos espacio para circular con la mayor cantidad de participantes de esta familia, una de las más apasionantes para quienes gustamos del manejo deportivo y los autos veloces.

La jornada se dividió en tres diferentes módulos: el primero consistía en analizar nuestro trazo en un sector del circuito y también de conocer el límite de cada auto, la gestión de la tracción integral en el caso que correspondía o en sensibilizarnos para poder “poner” en la línea de carrera a los ejemplares de tracción trasera con solo acelerador o freno. Aquí tuvimos oportunidad de pasar de un A45 AMG a un SLC43, un CLA 45 AMG o incluso un Clase C 63 S. La naturaleza de cada uno —como la entrega de potencia—es muy diferente, aunque todos tienen como valor común el alto desempeño en pista y la diversión que provocan en quien va detrás del volante.

El segundo módulo fue una pequeña dinámica de competencia entre los medios especializados en una sesión de slalom. Salir del cajón, cumplir los 21 metros de ejercicio, dar la vuelta en “U”, regresar el camino recorrido y frenar dentro del cajón. Hasta ese momento pararía el cronómetro. El auto destinado a ser nuestro cómplice fue el A45 AMG Yellow Night Edition. Entre las ventajas que encontramos en este pequeñín está la gestión inteligente de la tracción integral, así como la entrega expedita de los 381 caballos de fuerza.

A lo que venimos

Mucho podría abarcar con modelos que son más conocidos para ti, pero lo que nos tenía con la adrenalina y la expectativa a tope era el AMG GT R.

La llegada de esta variante es la más radical existente del AMG GT, al menos con la capacidad de rodar en calle dentro de toda legalidad. Estando en esta liga de autos, lo que más sorprende no es el precio de $3,710,000 pesos, sino la cantidad de características enfocadas 100 % al manejo de alto desempeño. Del motor V8 de 4.0 litros Biturbo, los ingenieros en Affalterbach extrajeron 585 HP, así como un par motor de 516 lb-pie.

PUBLICIDAD

 

Una de las características que más llamó mi atención es la capacidad de regular en porcentaje la intervención del control de tracción. Una perilla amarilla en el centro del panel frontal nos permite inhibir la intervención de este sistema de acuerdo a la confianza que nos tengamos con el demonio verde.

De inicio lo dejamos encendido y nos dimos cuenta de la tremenda capacidad de tracción, y era de esperarse, pues además del ancho total de las vías encontramos sendos rodillos a cuenta de llantas. Para sobrepasar el límite solo hace falta perder la paciencia y acelerar antes en la salida de las curvas sin progresividad, o faltarle el respeto al sentido común.

No te pierdas: Prueba a bordo del MB A45 AMG Yellow Night Edition

Si en línea recta es una locura, en las dos vueltas que tuvimos oportunidad de rodar libres con el AMG GT R descubrimos que no hay necesidad de justificar de otro modo el precio que poniéndolo en pista y disfrutar de una de las bestias de alto desempeño que más icónicas se han vuelto de lo salido de Affalterbach en los últimos años. El tema que queda pendiente es: en una comparativa con sus relativos… ¿será el vencedor? Prometemos averiguarlo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD