PUBLICIDAD
Dodge Challenger T/A 1970

Dodge Challenger, el mito

Escrito por: Marco Sarmiento (@PinchePooh)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

La historia del Dodge Challenger tiene un inicio breve, pues su primera generación se comercializó de 1970 a 1974, pero en estos pocos años plantó las bases de cómo y para qué se debe hacer un muscle car.

Dodge Challenger T/A 1970

Dodge Challenger T/A 1970

Dentro del mundo de los deportivos americanos, el Challenger fue el último en aparecer pero lo hizo con bombo y platillo de la mano del mundo del automovilismo deportivo.

Dodge Challenger 1971

Dodge Challenger 1971

PUBLICIDAD

Para finales de 1969 se lanzó el primer Dodge Challenger, llegó seis años después de su competidor directo de Ford, aún cuando estaba emparentado con el Plymouth Barracuda, el primer muscle car de la historia. Para fabricar al que sería uno de los vehículos más importantes en la historia de la marca, se tomó la plataforma del ‘Cuda y se hizo un poco más larga entre ejes, por lo que contaba con mayor espacio interior, además contaba con 9 diferentes motorizaciones: un seis cilindros en línea y ocho V8 con una potencia que iba desde 145 hasta 390 caballos de fuerza.

Dodge Challenger 1972

Dodge Challenger 1972

Más de 188 mil unidades vendidas en 5 años

Dentro de las cinco variantes del Challenger de 1970, una de las más iconicas es la T/A que debe su nombre a la Trans Am que corría como parte de los eventos sancionados por la Sports Car Club of America o SCCA.

Dodge Challenger 1973

Dodge Challenger 1973

De 1970 al 1974 existieron cambios estéticos y las motorizaciones comenzaron a decrecer, es decir, de 9 que había en un principio, se llegó a 1974 con tan solo dos motores, el 318 de 150 caballos y el 360 de 245, ambos V8. Con la crisis de combustible del 74, el Challenger encontró su fin… temporalmente.

Dodge Challenger 1974

Dodge Challenger 1974

La segunda generación fue un intento de Dodge por revivir el nombre de la mano de Mitsubishi, pero ni la configuración del auto, ni los motores estaban a la altura de la leyenda, esto fue de 1978 a 1984.

Dodge Challenger, una nueva era

Fue en 2008 cuando la marca decidió poner el nombre Challenger de nuevo en el reflector con una tercera generación y vaya que lo hizo de una forma contundente pues se trata de un vehículo con un diseño de tintes retro con motorizaciones enormes a las cuales cada vez se le saca mayor provecho, para muestra basta mencionar que de la gama Hellcat la potencia empieza en 707 caballos de fuerza. Aquí cuatro ejemplos de sus más recientes versiones.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD