Noticias Lanzamientos
Estás leyendo:
Pruebas de manejo Land Rover Range Rover Evoque: experiencia de manejo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Pruebas de manejo

Land Rover Range Rover Evoque: experiencia de manejo

Si bien pudimos contar con una prueba adelantada con esta segunda generación de la Land Rover Range Rover Evoque, esta oportunidad nos permitía convivir con […]
Escrito por: Redacción AutoBild
Land Rover Range Rover Evoque: experiencia de manejo

Si bien pudimos contar con una prueba adelantada con esta segunda generación de la Land Rover Range Rover Evoque, esta oportunidad nos permitía convivir con la SUV británica en una experiencia de manejo que implicaba un poco más aventura.

El punto de partida era en el corazón de Polanco, en la Ciudad de México, y desde ahí haríamos una ruta en las inmediaciones del estado de Morelos. Hablando de las versiones disponibles para manejar, encontramos las dos más equipadas. Una con 250 hp y la otra con 300 caballos de fuerza y planteamiento Mild Hybrid. La básica ofrece 200 hp de potencia.

Land Rover Evoque experience

Los cambios en el diseño son numerosos y se puede decir que le sientan muy bien. Si bien el exterior marca una evolución lógica, también ofrece ciertos guiños que hacen total sentido cuando uno accede al habitáculo. Hablo precisamente de una forma muy elegante de ejecutar las superficies y también de una combinación de materiales que parece justa para el segmento que ataca.

Más tecnología

Los diales análogos se han dejado prácticamente en el pasado, para dar paso a tres pantallas desde donde se gestiona toda función y carácter de la Evoque. Una es el cluster digital donde se proyecta la información del viaje, con estética variable y las otras dos están en el panel central.

Land Rover Evoque, llena de pantallas

Para convivir con esta segunda generación, la ruta tenía como primer punto de destino el Valle de Tequesquitengo. La marcha resulta cómoda incluso en pavimentos maltratados y en la parte trasera se puede disfrutar de un muy buen espacio para piernas y torso, a pesar de ser medianamente altos.

Una de las particularidades que más pueden distinguir a la Evoque es que respeta la esencia de la marca y esto también mete en la mezcla ciertas capacidades off-road que tal vez sus competidores más directos no priorizan tanto. Y aunque la ruta no nos llevó hasta ese límite dinámico, si pudimos observar que en estas variantes la deportividad no se pretende de manera tan evidente.

Frente de Land Rover Evoque segunda generación

Experiencia Land Rover Range Rover Evoque

Al manejo de la variante con 300 hp y planteamiento híbrido notamos un cuatro cilindros turbo que empuja con suficiente fuerza desde bajas revoluciones. En realidad, para las tres versiones que se comercializan el bloque es el mismo y lo único que cambia es el ajuste fino, que genera esa diferencia de potencia, además de la inclusión del asistente eléctrico.

Éste asistente eléctrico actúa sobre el motor de combustión y no tiene una conexión directa sobre las ruedas, lo que marca la diferencia entre un un híbrido “normal” y un mild Híbrid. Esto contribuye al arranque para romper la inercia con una asistencia que mejore los consumos, como también sucede cuando manejamos a velocidades constantes en carretera.

Land Rover Evoque Costado en Polanco

La aventura nos llevó a una experiencia en paracaídas, mientras que el regreso nos develó un empaque muy cómodo en carretera. El manejo es más bien suave y la mecánica ha sido afinada a tal punto que no se nota el accionar del sistema híbrido. La transmisión automática de 9 cambios puede gestionar correctamente el par para siempre tenernos en rango óptimo o acelerar las transiciones para cuidar el consumo.

Hablando de precios, Land Rover Range Rover Evoque se encuentra en tres diferentes versiones que parten en precios de $768,400, $820,100 y $1,261,900 pesos respectivamente.

En el plano general, estamos hablando de una alternativa que evoluciona puntualmente en su segunda generación. Se le percibe un producto más maduro y esto se nota con un mejor ensamble, materiales consistentes con la propuesta de la marca y una mecánica que no sólo respeta la primicia de Land Rover sino que cumple cabalmente su promesa de modernidad.

 

Pantallas centrales Land Rover Evoque

 

¿Qué tema te interesa?