PUBLICIDAD

Prueba: KIA Forte 2019

Escrito por: Anaid Magnani (@_aniima)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Texto: Ernesto Roy

Fiel a su estrategia inicial, KIA pondrá al Forte 2019 a competir por un fuerte número de ventas. Manejamos una pre-serie del sedán hecho en nuestro país y lo enfrentamos a uno de los referentes: el VW Jetta (Prueba aquí y en tu revista Auto Bild México Ed. 117)

Si hablamos que el camino hacia la versión final de producción de cualquier auto —en este caso el KIA Forte 2019, fabricado en Pesquería, NL— implica el desarrollo de aproximadamente cuatro diferentes prototipos de desarrollo, el que te mostramos es el equivalente al segundo de ellos. Por eso mismo, habrá temas que debemos obviar un poco, como son los materiales finales del habitáculo, precisiones sobre el equipamiento e incluso algunos detalles de la puesta a punto, así como funcionalidad de sistemas, como pueden ser los modos de manejo.

Esto supone un detalle a considerar en este encuentro con la versión de producción final del VW Jetta, aunque justamente por esa distancia, el ejercicio nos permitía medir los alcances del sedán oriental frente al alemán, ambos de manufactura local.

Enfocándonos en la unidad azul, tenemos que los cambios estéticos son significativos y, sobre todo, influenciados por el ahora hermano mayor Stinger. La parrilla Tiger Nose gana predominancia, a lo que también se le suma el nuevo diseño de faros frontales y traseros. En general, se le observa más juvenil y con algunos detalles orientados a la deportividad. También habrá que tomar en cuenta que este cambio generacional representa el crecimiento en todas direcciones, lo que resulta en mayor espacio para las plazas traseras y la capacidad de carga de la cajuela, que según cifras oficiales es de 427 litros.

PUBLICIDAD

Como te mencioné, habrá que considerar que algunos de los paneles de las puertas no son los definitivos, aunque se observa que habrá materiales suaves al tacto. En cuestiones de equipamiento, hay conectividad con Android Auto y Apple Car Play, como también un centro de carga por inducción que parece ser, vendrá de serie en todas las versiones. También se tiene en el espectro el equipamiento de un sistema de sonido Harman Kardon.

La posición de manejo se percibe ligeramente más baja que en el Jetta, aunque en esto también influye el posicionamiento del panel frontal, un poco más vertical en el de Puebla. Gracias a los ajustes disponibles en asientos y volante telescópico, se goza de un buen dominio de los elementos de control.

Futuro prometedor

En el tema de planteamiento mecánico, el Forte 2019 incluye componentes revisados como lo es el motor de dos litros de ciclo Atkinson, que ha sido cuidado para mejorar en temas de consumo de combustible y con una capacidad de 147 HP y 132 lb-pie. Durante nuestra prueba es resaltable la justa medida con la que trabaja este bloque, ofreciendo suficiente potencia para realizar incorporaciones y rebases.

En el tema de la transmisión también hay novedades, pues con esta generación se ofertará la nueva IVT o Intelligent Variable Transmission que es una versión evolucionada de una CVT tradicional. Está calibrada para reducir el tiempo de respuesta y generar una simulación de marchas, como si se tratara de una automática tradicional, para también evitar el molesto ruido del rango, algo en las aceleraciones constantes.

La puesta a punto del Forte denota una pretensión más orientada al manejo juvenil, con una suspensión un poco más compuesta en cambios incesantes de dirección y un límite de agarre más amplio, lo que se traduce en mayor estabilidad en curvas y, por ende, mayor diversión y disfrute del manejo.

La dirección se percibe ligera, que no demasiado suave, y atinada en capacidad de respuesta y precisión. Durante el manejo deportivo, que no es tampoco su objetivo primordial, transmite lo que sucede debajo de nosotros, haciendo notar cuando nos acercamos al límite y nos permite corregir en dado caso de ser necesario.

Opinión: Ernesto Roy

El cambio generacional le ha caído muy bien al Forte, que no solo evoluciona en términos de diseño, también ofrece una mecánica más que suficiente y una puesta a punto que provoca que del manejo sea uno de sus puntos fuertes.

Galería:

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD