PUBLICIDAD

Test Drive: Hyundai Accent

Escrito por: Marco Sarmiento (@PinchePooh)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Lo hecho en México está muy bien hecho y para muestra tenemos este Accent de Hyundai. Un compacto que comienza a sobresalir en su segmento.

Durante todo el primer semestre de 2018, el Hyundai Accent fue el modelo más vendido de la compañía coreana en nuestro país, con más de 6 mil 500 unidades. Tal vez esto no diga gran cosa tomando en cuenta los volúmenes que desplaza su competencia, pero basta con mencionar que en su segmento las ventas de competidores directos como el Aveo y el Vento han caído hasta en un 20 %, esto representa una gran área de oportunidad para un vehículo fabricado en México.

Lo manejamos en avanzada unos meses antes de que llegara oficialmente a las distribuidoras mexicanas, y en esa ocasión se nos presentó una versión de preproducción con equipamiento de homologación. Así que con ahora con una unidad ya completamente definida puedo asegurar que Hyundai está tomando muy en serio su papel de nuevo contendiente.

El equipamiento es prácticamente el mismo de otras latitudes, destaca para su segmento el uso de sensores de estacionamiento, cámara de reversa, pantalla táctil y botón de arranque.

Hyundai Accent Interior

La faena

El andar de Accent es el propio de un vehículo citadino, pero cuenta con el extra de ofrecer un poco más de confort en la suspensión. Es por ello que además de absorber correctamente las irregularidades del camino y apoyar decentemente en curva, también se presta para hacer viajes largos sin llegar a ser cansado.

El motor 1.6 litros es suficiente para salir bien librado en maniobras de rebases e incorporaciones.

Los 121 caballos bastan y sobran para el día a día en una gran ciudad, además que el buen escalonamiento de la transmisión automática brinda pronta respuesta al acelerador y un consumo de combustible más que aceptable (14.5 km/l combinado con mucho tráfico). Se agradece que sea una caja de seis cambios, pues la de cuatro que ofrece su hermano menor, el Grand i10, provoca un consumo de combustible exagerado. Dentro del habitáculo encontramos buen espacio para cuatro pasajeros, además, el piso de la banca trasera es prácticamente plano, por lo que aumenta un poco más la comodidad de los acompañantes gracias al espacio extra.

El correcto funcionamiento del sistema de frenos se hace presente en el momento que hundes el pie en el pedal, en frenadas de emergencia cuenta con gran estabilidad.

Opinión:

Este Accent representa la mayor parte de las ventas de Hyundai en México y no es para menos, pues su relación valor precio destaca de inmediato. Dentro de los detalles a mejorar que veo se encuentra la calidad de materiales al interior. No son malos, pero tienden a envejecer pronto. 

Hyundai Accent

PUBLICIDAD

 

Test Drive: Hyundai Grand i10

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD