PUBLICIDAD

Aston Martin DBS Superleggera

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Y si, Aston Martin responde al 812 Superfast de Ferrari

Siendo el tope de marca hasta este momento, el nuevo DBS Superleggera se une a la batalla de los turismos con motor V12.

Tal vez sea una batalla que en México no ha tenido la resonancia que si en Europa, pero en aquellas altitudes la disputa por ver quien entrega el V12 más retribuyente está en pleno apogeo.

Todo esto tiene que ver con la novedad de Aston Martin presentada ahora bajo el mando de Matt Becker en el campo de la ingeniería, quien desde hace tres años que arribó a la marca inglesa -proveniente de Lotus- se fijó en el F12 Berlinetta de Ferrari como referencia para ofrecer un auto mucho más atrayente y que ahora se ha materializado como el DBS Superleggera.

PUBLICIDAD

Con lo que no contaba Becker es que Ferrari después sorprendería con el 812 Superfast, contra quien tendrá que medirse el nuevo modelo que además retoma dos nombres míticos: DBS (aparecido por primera vez en 1967) y Superleggera, el segundo a manera de tributo hacia el fabricante italiano “Carrozeria Touring Superleggera” con quien colaboró en el pasado.

Hablando en términos mecánicos, el nuevo Gran Turismo de Aston Martin se ubica como tope de gama al superar el enfoque más de “paseo” del DB11, aunque toma ciertos componentes de éste y los radicaliza para ofrecer un empaque lleno de diseño, buen gusto y sobretodo capacidades sobresalientes.

El motor es un V12 de 5.2 litros sobrealimentado con dos turbocargadores que ofrece 725 HP y 663 lb-pie de par motor que ha sido ubicado lo más bajo y detrás del eje frontal posible para mantener una proporción de pesos del 51% adelante y 49% en la parte trasera, donde se encuentran ubicados la nueva transmisión automática ZF de ocho velocidades, un eje de fibra de carbono para bajar peso y sumar resistencia y un esquema de suspensiones multibrazo, mientras que en el frente será de triángulos sobrepuestos. A la tracción trasera también habra que sumar un diferencial mecánico de deslizamiento limitado.

Siguiendo con la línea del DB11, el DBS Superleggera estará fabricado en una estructura evolucionada de aluminio e incorporará desarrollos aerodinámicos como las salidas de aire en los pasos de rueda y el difusor trasero doble, conocidos en el mercado como Curlicue y Aeroblade. Éste último capaz de generar hasta 180 kg de carga aerodinámica cuando se circula a toda velocidad.

En el plano electrónico ofrecerá tres diferentes modos de conducción que regularán la puesta a punto de amortiguadores, dirección, puntos de cambio e intervención de las numerosas asistencias al manejo.

Para frenar, ofrece el soporte de discos carbonocerámicos de 410 mm adelante y 360 mm en la trasera, mientras que las pinzas equipan seis y cuatro pistones respectivamente.

En cifras, el DBS Superleggera podrá llegar hasta los 340 km/h de velocidad tope y acelerar de 0-100 km/h en tan sólo 3.4 segundos.

NO SÓLO POTENTE

No sólo de caballos de fuerza vive el hombre… o al menos no he conocido a alguno que quiera un coche super potente por más feo que sea. La estética está en la fórmula y vaya que más que presente en la de Aston Martin.

El exterior es portentoso. La clásica, por no decir histórica parrilla ha crecido de dimensiones hasta convertirse en el elemento dominante en el frente. La ejecución luce elegante, más deportiva que lo visto en el DB11 y así debía ser si Aston Martin quería que el DBS Superleggera compitiera contra el 812 Superfast de Ferrari. Ambos son dos proyectos muy bien aterrizados en el punto de vista de diseño.

En cuanto a equipamiento, se tendrá todo lo que podría esperarse cuando uno paga un auto que partirá de los 275000 euros, una vez que sea puesto a la venta en septiembre del presente año. Asistentes de estacionamiento, alerta de punto ciego, cámara de reversa, sensores de presión de neumático, conectividad avanzada, hotspot de wi-fi, asientos eléctricos… la lista es larga.

Por otro lado tenemos el tema de diseño y materiales del interior. En imágenes se le percibe muy bien terminado y los materiales anuncian todo el lujo al que nos tiene acostumbrados el armador británico. Piel suave al tacto, recubrimientos de alcántara, asientos y volante de diseño Sport Plus, que mejoran el agarre y los materiales, con consturas rojas en la unidad que nos presume Aston Martin en las imágenes oficiales.

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD